La aerolínea estadounidense American Airlines anunció la suspensión de sus vuelos a Venezuela en medio del deterioro de la situación humanitaria y el aumento de las preocupaciones de seguridad en el país.

"American ha suspendido temporalmente nuestra operación en Caracas y Maracaibo", dijo la aerolínea en un comunicado. "La seguridad y protección de los miembros de nuestro equipo y clientes siempre es lo primero y American no operará en países que no consideramos seguros", agregó.

American Airlines tenía hasta ahora dos vuelos por semana a Caracas y uno a Maracaibo, todos desde Miami.

El sindicato de pilotos de la aerolínea, APA por su sigla en inglés, había exhortado el jueves a sus miembros a no volar a Venezuela, en virtud de la última alerta del Departamento de Estado, que urge a los estadounidenses a no viajar al país sudamericano.

"A la luz de la recomendación (...) emitida esta semana con respecto a Venezuela, el presidente de APA, Dan Carey, instruye a todos los pilotos de APA que detengan las operaciones de vuelo a Venezuela", dijo en un comunicado el sindicato, que agrupa a 15.000 pilotos de la aerolínea.

"No acepten viajes a Venezuela", insistió el gremio.

El Departamento de Estado señaló que Venezuela está en el nivel máximo de alerta de la escala de recomendaciones de viaje, que estipula "No viajar".

"No viaje a Venezuela debido a delitos, disturbios civiles, infraestructura de salud deficiente y arrestos y detenciones arbitrarias de ciudadanos estadounidenses", señala la más reciente directiva, actualizada el martes tras el anuncio de la suspensión temporal de las operaciones de la embajada estadounidense en Caracas.

APA recordó a sus miembros que la embajada retiró esta semana todo su personal diplomático de Venezuela, y no está brindando ningún servicio consular.

La mayoría de las aerolíneas extranjeras prohíbe que sus tripulaciones pernocten en Venezuela.

Las empresas estadounidenses United Airlines y Delta y la colombiana Avianca suspendieron actividades en 2017; la alemana Lufthansa y la estadounidense Dynamic, en 2016; y Air Canada, Aeroméxico, Alitalia, Tiara y Gol, entre 2014 y 2015.

La semana pasada, un intento de atraco contra una tripulación de Air Europa que degeneró en un tiroteo llevó al Sindicato Español de Pilotos a exigir la cancelación de los vuelos a Caracas.

Políticamente dividida, Venezuela, declarada en default parcial en noviembre de 2017 por varias agencias calificadoras, está sumida en una crisis económica sin precedentes, marcada por una hiperinflación galopante y una severa escasez de productos básicos.

erp