Lima.- Los líderes de la Alianza del Pacífico inician este viernes un cónclave de dos días en Lima en el que abogarán por reglas claras en el comercio mundial en medio de amenazas proteccionistas y buscarán fórmulas para elevar el intercambio entre sus cuatro países.

El pujante bloque integrado por Colombia, Chile, México y Perú realizará su cumbre anual mientras navega entre tempestades que oscurecen el horizonte económico, por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

En la cita participarán el presidente colombiano Iván Duque, el chileno Sebastián Piñera y el anfitrión Martín Vizcarra.

El gran ausente será el mexicano Andrés Manuel López Obrador, pues ha prometido no viajar al exterior durante su primer año de mandato, pero enviará en su lugar al canciller Marcelo Ebrard.

En su primera actividad en Lima, los presidentes asistirán este viernes al anochecer a la clausura de un encuentro de empresarios de los cuatro países. Luego Vizcarra ofrecerá una cena a sus colegas en el Palacio de Gobierno.

El sábado los presidentes sostendrán reuniones de trabajo y suscribirán tres declaraciones, entre ellas "una que es bien importante sobre el sistema multilateral de comercio", adelantó el canciller peruano, Néstor Popolizio.

"Queremos reglas claras de comercio internacional", indicó.

Los cancilleres y ministros de Comercio del bloque revisaron este viernes las declaraciones que suscribirán los presidentes, incluida una para la "gestión sostenible de plásticos", según la cancillería peruana.

Los países de la Alianza están preocupados por "el surgimiento del proteccionismo en muchas partes del mundo" y por eso quieren darle un espaldarazo a la Organización Mundial de Comercio (OMC), dijo Popolizio.

Lanzada en 2011, la Alianza del Pacífico representa la mitad del comercio de América Latina.

A pesar del mar crispado, los cuatro socios redoblan su apuesta por la Alianza, cuyos países tienen en conjunto 225 millones de habitantes y representan el 38% del PIB de América Latina. Además, para los analistas es el bloque regional que mejor funciona.

"Somos un país que vive de la globalización, de la exportación, por tanto, venir a esta cumbre y poder participar para fortalecer los organismos que nos permiten luego exportar es muy importante para la familia chilena", dijo el canciller chileno Teodoro Ribera.

El canciller peruano indicó que los presidentes pretenden impulsar también el comercio entre sus países, que por ahora alcanza niveles modestos aunque el bloque es el octavo exportador del mundo.

A la cita también asistirá, como invitado, el mandatario ecuatoriano Lenín Moreno, quien ha expresado interés de que su país se integre al bloque. En una primera etapa Quito ha emprendido conversaciones para un pacto de "asociación" con la Alianza, como han hecho Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

"Nuestro interés apunta a forjar acciones que faciliten la interacción con los cuatro miembros" de la Alianza, para ser país asociado primero y luego miembro del bloque, dijo el canciller ecuatoriano José Valencia.

Valencia ofreció la experiencia de Ecuador "en atención y protección para las personas discapacitadas". El presidente Moreno es parapléjico y se moviliza en silla de ruedas.

Segunda economía latinoamericana después de Brasil, México ha gastado energías lidiando con el presidente estadounidense, Donald Trump, quien amenazó con imponer aranceles a sus productos si no frenaba el flujo de migrantes indocumentados centroamericanos.

En tanto, Colombia, la otra gran economía de la Alianza, se ha visto sacudida por las oscilaciones de los precios del petróleo, mientras la tasa de desempleo se empinó a dos dígitos.

Los otros dos países de la Alianza también navegan por un mar turbulento debido a la pugna entre Estados Unidos y China, aunque el pasado fin de semana en Osaka (Japón) Trump y su par chino Xi Jinping acordaron una tregua en la guerra comercial.

El gigante asiático es el mayor socio comercial de Chile y Perú, y la disputa entre las dos mayores economías del mundo ha mermado sus exportaciones y proyecciones de crecimiento.

Los "coordinadores nacionales" de los cuatro países iniciaron el lunes el debate de los avances en 25 grupos técnicos de cara a la cita presidencial, y luego la discusión pasó a nivel de vicecancilleres y a cancilleres y ministros de Comercio este viernes.

Al cierre del cónclave el sábado, Vizcarra entregará la presidencia rotativa del bloque a Piñera, cuyo país será sede de la cumbre en 2020.

Además serán suscritos algunos acuerdos de cooperación, entre ellos uno sobre coproducciones de televisión entre cadenas públicas de los cuatro países.