El gobierno venezolano reportó este miércoles el inicio de la transferencia de 200 millones de dólares para cumplir con el pago de intereses de los bonos al 2019 y 2024.

El Ministerio de Economía no precisó en su mensaje de Twitter cuándo había iniciado el envío del dinero.

“Nuestro gobierno sigue cumpliendo sus compromisos”, dijo el despacho del gobierno venezolano en Twitter, para reiterar su disposición a continuar cubriendo los pagos.

“Somos buenos pagadores a pesar de lo que digan las calificadoras de riesgo, el Departamento del Tesoro, la Unión Europea y Donald Trump”, afirmó el martes el ministro de comunicación venezolano, Jorge Rodríguez.

La preocupación sobre la capacidad de pago de Venezuela va en aumento desde que los equipos financieros del presidente Nicolás Maduro y su principal compañía comenzaron a retrasar en octubre el abono de los rendimientos, alargando por más de los 30 días permitidos las transferencias a inversionistas.

PDVSA TAMBIÉN PAGA

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) informó que cumplió con el pago de intereses demorados y el capital de un bono vencido, disipando un poco los temores que crecen en el mercado tras los persistentes retrasos de la firma y el gobierno al amortizar sus compromisos.

La petrolera detalló en su cuenta de Twitter que transfirió los recursos para cubrir los intereses pendientes por los bonos al 2027, sin precisar el día que envió los recursos.

El pago de los intereses debía cumplirse a más tardar el lunes, cuando vencía el plazo máximo de la petrolera para cumplir con ese compromiso, según fuentes consultadas.

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s rebajó el martes la nota de la deuda de la estatal venezolana a la categoría de “default selectivo” una vez que los acreedores no recibieron el pago de intereses del bono al 2027.

La petrolera también informó en Twitter que “fueron realizados con éxito” los pagos por la amortización del capital del título 2017 que venció este mes y también del bono al 2020.

Un comité de la asociación del mercado de derivados ISDA fijó para hoy la evaluación de un posible incumplimiento de PDVSA, después de que demoró más de tres días en cancelar la amortización del capital por el bono vencido este mes.

La decisión del comité podría activar el cobro de los seguros contra incumplimiento de crédito (CDS) de la petrolera.

RUSIA, UN PEQUEÑO RESPIRO

Por otra parte, Venezuela firmó un acuerdo para reestructurar 3,000 millones de dólares de la deuda con su aliado Rusia, un alivio que no sacará del atolladero a este país.

Una delegación venezolana dirigida por el ministro de economía y finanzas, Simón Zerpa, firmó el acuerdo que reestructura un crédito otorgado en el 2011 para comprar armamento ruso.

El acuerdo prevé un nuevo calendario de rembolsos en 10 años con aportes “mínimos” durante los primeros seis años, indicó el Ministerio Ruso de Finanzas.

La reestructuración de esa deuda es una gota de agua en el endeudamiento de Venezuela, que se estima en 150,000 millones de dólares.

“Es un alivio, pero es un alivio pequeño. No cambia las circunstancias. No ayuda ni a estabilizar la economía ni a aumentar su capacidad de pagos substancialmente”, aseguró en Caracas a la AFP el economista venezolano Orlando Ochoa.

La deuda con Rusia incluye 6,000 millones de dólares pagados por adelantado por la petrolera semipública Rosneft a PDVSA, y de los cuales 2,500 millones fueron saldados entre mayo del 2016 y abril del 2017.

Maduro asegura que con China, el acreedor principal, “marchan perfectamente” las gestiones para renegociar la deuda, estimada en 28,000 millones de dólares.

“PODRÁN MANEJAR SUS ASUNTOS”: CHINA

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, dijo en una habitual rueda de prensa que la cooperación que llevan a cabo Pekín y Caracas en todas las áreas, incluidos temas de financiación, estaba “procediendo normalmente”.

“Creemos que el gobierno y el pueblo venezolano tienen la capacidad de manejar adecuadamente sus asuntos, incluido el problema de la deuda”, dijo Geng, sin dar más detalles.