La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en coordinación con la Comisión Reguladora de Energía trabajan en conciliar los comentarios que los interesados han enviado a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) respecto del anteproyecto, por el cual se pondrá a disposición de operadores de telefonía acceso a los 11 millones de postes del servicio eléctrico, para lograr concretarlo antes de que concluya la actual administración.

Mientras tanto, el proceso de consulta pública continúa. CFE Distribución pidió a las dependencias definir cuál será el procedimiento a seguir para la renovación de los contratos que vencieron el 31 de diciembre del 2017, ya que, para determinar la remuneración justa a cobrar por parte del distribuidor a las empresas de telecomunicaciones, se requieren especificaciones técnicas de los tipos de cables que actualmente están instalados.

Actualmente hay contratos entre operadores de telecomunicaciones (principalmente cableras) y la CFE, aunque no se especifica cuántos o con qué vigencia.

Asimismo, dijo, es necesario contar con un inventario preciso de la infraestructura instalada por las empresas de telecomunicaciones, por lo que planteó la realización de censos de manera periódica para asegurar que lo instalado corresponde con lo contratado.

En su comentario enviado a la Cofemer, indicó que en general el diseño y disposición de líneas áreas de distribución de media y baja tensión son susceptibles de admitir a los prestadores de la industria de telecomunicaciones, sin afectar su función de suministrar energía eléctrica; sin embargo, deben atenderse requerimientos técnicos para mantener la seguridad y continuidad del servicio.

La SCT envió el año pasado a la Cofemer, para consulta, el anteproyecto por el cual se pondrá a disposición de operadores de telefonía acceso a los 11 millones de postes del servicio eléctrico.

De acuerdo con Edgar Olvera, subsecretario de Comunicaciones de la SCT, los postes del servicio eléctrico son indispensables para un despliegue más rápido y económico de fibra óptica en el país.

Estimaciones de la SCT indican que el acceso a los postes del servicio eléctrico será a precios competitivos y con ello podrán dar cobertura a casi 98% de la población. La red nacional de distribución comprende más de 820,000 km de líneas, cerca de 11 millones de postes de energía eléctrica instalados en la red de distribución del país, que a cambio de un pago establecido por el regulador podrían ser utilizados por concesionarios de telecomunicaciones en todo el país.

La reforma en telecomunicaciones abrió posibilidades para que la infraestructura de la CFE se aproveche para actividades relacionadas con las telecomunicaciones. en enero del 2016, la comisión cedió su título de concesión a Telecomunicaciones de México.

Entre los comentarios enviados a la Cofemer está el de AT&T México, que pidió a la Comisión Reguladora de Energía condicionar el acceso de Telmex-Telcel (AMX) a la infraestructura y derechos de vía del Sistema Eléctrico Nacional, previa opinión favorable en materia de competencia económica por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Por su parte, Televisa pidió al gobierno federal dejar fuera a América Móvil-Telmex de dicha política.

http://[email protected]