La diversificación de la oferta con la entrada de Imagen TV al mercado de televisión abierta en México, la futura puesta en operación de más canales y el crecimiento de las plataformas digitales, han obligado a Televisa y TV Azteca a reinventarse y hacer cambios en todos los frentes.

En el 2015, TV Azteca inició los cambios. El Consejo de Administración de Televisión Azteca nombró a Benjamín Salinas Sada como director general de TV Azteca.

La televisora reconoció que, en un entorno competitivo, de importante avance tecnológico y contenidos innovadores, era necesario hacer frente a los retos con un nombramiento que combinara liderazgo, experiencia y creatividad.

Como parte de la reestructura del mercado, TV Azteca, ha redireccionado sus inversiones en nuevas producciones, dejando de lado la producción de telenovelas y enfocándose en la coproducción; en el rediseño contempla la creación de Estudio Trece (13) y Estudio Siete (7) en un modelo que permite la llegada de los mejores contenidos a la televisión abierta, al tiempo que garantiza la eficiencia financiera de la empresa.

Adicional a ello, la televisora puso en marcha dos canales de televisión que suman a la oferta programática de Azteca 7 y Azteca 13: adn40 y a+.

Por su parte, Grupo Televisa, en fechas recientes dio a conocer que planea modificar su estrategia de venta de publicidad, con lo que espera mejorar sus resultados para en el segundo semestre del año. Televisa reportó una caída de 1.5% en sus ventas del segundo trimestre, principalmente por menores ingresos por publicidad y venta de canales.

Previo a ello, el Grupo ha hecho cambios administrativos. Por ejemplo, a principios de año nombró a Gerardo López Gallo como vicepresidente de Programación, Mercado e Investigación. López Gallo fue vicepresidente de Contenido en Discovery Networks México.

También anunció una serie de cambios para unificar la producción y distribución de sus contenidos con Univisión, que incluyen el nombramiento de Isaac Lee como director general de Contenidos (chief content officer) de ambas compañías.

La transición no ha sido fácil. Como parte de las decisiones del Grupo está el retiro de contratos de exclusividad a trabajadores, suspensión de programas, así como recorte de personal, todo ello con la finalidad de reducir gastos de capital.

En paralelo también han surgido cambios en la programación, como por ejemplo, ajustes en los noticieros nocturnos de Televisa, TV Azteca e ImagenTV, las tres cadenas de televisión abierta, ante una disminución acelerada de audiencias.

Para Gabriel Sosa, especialista del sector, las televisoras se están transformando en centros de producción de contenidos, seguirá siendo importante la venta de espacios publicitarios, la generación de rating, pero a la luz de los cambios de consumos, avances tecnológicos, el secreto es enfocarse en la producción de contenidos para diferentes plataformas .

[email protected]