Aunque la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó un plan de Petróleos Mexicanos para la exploración del campo AE-0387-2M-Humapa, ubicado entre Veracruz y Puebla, para utilizar el proceso de fracturación hidráulica (fracking), el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que Pemex no usará esa práctica.

“Se suspende esta autorización. No vamos a usar fracking en la explotación del petróleo”, aseveró, “el día de hoy se trató el tema y ya se dieron las instrucciones correspondientes, el director de Pemex ya tomó cartas en el asunto”.

El director general de dictámenes de exploración de la CNH, Rodrigo Hernández Ordóñez, indicó que el plan aprobado el martes por ese organismo para Pemex contempla que la explotación del campo AE-0387-2M-Humapa implica la fracturación hidráulica. “El objetivo del plan es evaluar el potencial petrolero dentro del área e incorporar reservas asociadas al plan no convencional de aceite y gas en lutitas”, detalló. El funcionario estimó que, con el uso del fracking, las reservas de Pemex podrían aumentar en 66 millones de barriles.

Humapa se ubica en la provincia petrolera de Tampico Misantla, al norte de Puebla en los límites con Veracruz. Es una asignación de exploración de 157 kilómetros cuadrados otorgada a Pemex en la Ronda Cero.

A su vez, en el 2013 Pemex otorgó un contrato integral de exploración y producción (CIEP) a la empresa Halliburton, mismo que no lograron migrar al régimen de contratos establecido en la reforma energética, en que podía convertirse en contrato de licencia, utilidad o producción compartida.

En mayo del 2018 la petrolera planteó en su sesión extraordinaria 927 llevar a cabo la migración a un contrato de exploración y extracción, acto que no se realizó al concluir la administración.

Aunque el título de asignación original no consideraba actividades en los horizontes geológicos no convencionales o shale, Pemex solicitó una modificación para llegar a estos horizontes obteniendo el título de asignación A-0387-M-Humapa, que la CNH otorgó.

En la 34 sesión extraordinaria del órgano de gobierno, el pasado martes, la CNH autorizó el plan de exploración que Pemex solicitó desde noviembre, en el cual se invertirían poco más de 20 millones de dólares en un escenario base para la perforación de un pozo o hasta 38.9 millones de dólares en un escenario máximo para dos pozos exploratorios en el horizonte geológico no convencional o shale, que implica fractura hidráulica.

Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un día después que se prohibirían estas actividades, lo cual es facultad de Pemex, quien aun con las autorizaciones puede suspender las actividades previstas.

Ramsés Pech, analista del sector energético, explicó a El Economista que Pemex lleva a cabo de manera intermitente actividades de fractura hidráulica y perforación de pozos horizontales en distintos campos complejos que podrían ser considerados no convencionales porque, aunque no son lutíferos, tampoco son arenas de baja permeabilidad. En caso de mantener la prohibición del fracking, se deberá buscar un método más sofisticado como la estimulación de baja permeabilidad en superficie, mismo que elevaría los costos.

De lo contrario, la estatal tendrá que ampararse en la cláusula de salida anticipada de sus asignaciones no sólo en Chicontepec, sino en toda la región terrestre de Tampico Misantla y Burgos, para devolver al Estado los campos y las reservas que hoy tiene en la zona.

Tesoro en tierra

El campo en tierra Humapa, en la provincia petrolera de Tampico, Misantla, fue una de las asignaciones que el Estado le entregó a Pemex en la Ronda Cero. Ahí opera un contrato CIEP del régimen anterior que se otorgó a Halliburton, pero sigue siendo una asignación. Por lo tanto, Pemex puede solicitar perforar pozos del tipo que sean (verticales u horizontales con fractura hidráulica) y la CNH se los aprueba si lo cree conveniente. Pero ya con la aprobación, Pemex puede desistir de hacer las actividades si no tiene dinero o tiempo o, como en este caso, si se lo ordena el presidente.

Huamapa ya cuenta tanto con pozos en desarrollo como en exploración.

La técnica del fracking era para perforar el pozo Laxix-1EXP, con la posibilidad de incorporar reservas asociadas a los no convencionales de aceite y gas en lutitas hasta por 66 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

[email protected]