La venta de refrescos en México registró un crecimiento anual de 1.9% en el acumulado de enero a mayo, informó la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC).

De acuerdo con datos reportados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en su Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM), de enero a mayo el volumen de ventas de refrescos fue de 7,506 millones de litros, contra los 7,369 millones de litros que se vendieron en mismo periodo del año pasado.

La industria refresquera indicó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público reveló que la recaudación del IEPS a bebidas saborizadas acumulada al mes de mayo ha sido de 9,455.5 millones de pesos, reflejando un crecimiento real de 15.1%, respecto del mismo periodo del 2015.

La semana pasada, senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), así como organizaciones civiles, presentaron nuevamente una iniciativa para gravar los refrescos en 2 pesos por litro a través del IEPS, argumentando que a raíz del impuesto de 1 peso por litro que se aprobó en el 2013 se ha logrado sustituir este por agua.

Por el contrario, especialistas de la Universidad Autónoma de Nuevo León, así como del Colegio de México, han calificado de regresivo y con efectos nocivos a la economía el impuesto de 1 peso por litro, argumentando un efecto mínimo en la ingesta calórica de la población y por el contrario, un impacto al ingreso dedicado a alimentos y bebidas, sobre todo en los sectores de bajos recursos.

[email protected]