La Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene en sus manos el futuro de un incentivo que permite a los competidores de Telcel interconectar a sus usuarios sin pagar una cuota, como definió el Congreso entre 2013 y 2014, pero que América Móvil alega como inconstitucional.

El tema es añejo, desde hace más de una década en que la Cofetel intentó resolverlo para equilibrar la competencia en el mercado y ha tenido muchos capítulos, como aquel en que Telefónica demandó a México ante los tribunales internacionales por no ofrecer a su filial Movistar las condiciones necesarias de competencia efectiva, un planteamiento del que ahora también hace propio la recién llegada AT&T.

¿Qué es la tarifa de Interconexión?

La tarifa de interconexión es la cuota que cubren los operadores por el costo económico que implica conectar las comunicaciones de sus usuarios con los usuarios de otras compañías. Estas tarifas pueden ser convenidas entre las mismas empresas o por el regulador cuando las primeras no logran acuerdos.

Un ejemplo del cobro de esta tarifa ocurre cuando un cliente de Movistar se comunica con un usuario de AT&T, es entonces cuando la primera compañía paga a la segunda una cantidad previamente convenida por cada minuto de comunicación.

Existen diversas tarifas de interconexión, ya sea por montos económicos, minutos de voz, por datos, SMSs; por tipos de redes, servicios o por alcance de coberturas. Por ejemplo, para servicios fijos, móviles o por nodos regionales o nacionales.

Las tarifas se definen, entre otros, por factores como la inflación, las perspectivas del crecimiento económico del país, la oscilación del tipo de cambio o por el costo de los equipos y servicios. Su vigencia es de un año y las tarifas correspondientes para el año 2017 establecidas por el regulador se encuentran en este documento.

¿Por qué AMX no cobra tarifas, pero sus competidores sí?

La Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR), en su ley secundaria de julio del 2014, establece en su Artículo 131, inciso A, que la empresa que haya sido declarada como agente económico preponderante o aquella que cuente con una participación del mercado mayor al 50% del mismo no cobrará tarifa de interconexión a sus competidores, pero éstos sí podrán cobrar las tarifas a esa empresa mientras sea considerara por el regulador como el preponderante del sector.

Este mecanismo fue establecido por el Congreso como un incentivo para que los competidores con menor tamaño o poder en el mercado pudieran redirigir los costos que desembolsaban por la interconexión de sus usuarios a inversiones en redes o para ganar más clientes ante el gigante Telcel y de esta manera se lograra una mejor competencia.

En la industria se le conoce como la tarifa cero a esta disposición del Congreso de la Unión.

América Móvil y sus filiales Telmex-Telcel fueron declarados agentes preponderantes en telecomunicaciones en marzo de 2014. Los 72.94 millones de usuarios que, por ejemplo, tenía Telcel al cierre de marzo del 2017 entre el pospago y prepago la mantienen todavía como el operador con más de dos tercios del mercado móvil, con aproximadamente el 70% del mismo.

¿Qué pelea América Móvil en tarifas de interconexión?

El no cobro de las tarifas de interconexión cuando las comunicaciones de los usuarios de su competencia terminen en sus redes es lo que América Móvil alega como inconstitucional. La compañía acudió entonces a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que ésta resuelva la controversia.

AMX estima que la tarifa cero debió definirla el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), con base en un análisis de mercado, más no el Constituyente.

América Móvil quiere que la Corte defina la validez legal de la tarifa cero, pues tiene claro que es el IFT el órgano facultado para imponer tarifas de interconexión, dice Agustín Ramírez, abogado especialista en telecomunicaciones del bufete Ouraboros.

El argumento de AMX es que la prestación de un servicio público tiene siempre un costo de operación y ese costo de operación se toma en cuenta para determinar la tarifa de interconexión y entonces espera que la Corte defina si el Artículo 131 es constitucional o no. Si no es constitucional, entonces el IFT podrá determinar la tarifas y si es constitucional, entonces se queda como está y si eso no le parece a AMX, entonces tendrá que hacer algo para bajar su participación a menos del 50% del mercado .

¿Se van las inversiones si América Móvil triunfa en la Corte?

Los competidores de Telmex-Telcel se muestran preocupados ante una eventual decisión de la Corte a favor de América Móvil.

En los últimos días, Movistar y AT&T han salido a comentar a la prensa especializada como no antes que si la Suprema Corte declara inconstitucional la tarifa cero, entonces podrían salir las inversiones del país previamente contempladas para el sector o éstas se verían disminuidas, debido a que habría una menor certeza sobre el futuro para la industria telecom en México.

Eso es una falacia. AT&T podría alegar que llegó con ciertas condiciones que vio con la reforma, pero eso no quiere decir que mañana agarra su dinero y se va. Podrá ser que algunas de sus apuestas no se le cumplieron o no se le cumplirán, pero ellos tendrán que encontrar la manera; conocen del mercado. Pero este es un problema que ya se veía venir, porque en ninguna parte del mundo una tarifa de interconexión se legisla; es un tema de mercado, no un capricho legislativo , platica el ex presidente de la Cofetel, Mony de Swaan, quien además advirtió desde hace una década sobre la polémica que se generaría por no resolver a tiempo el tema de la interconexión.

El sector telecom mexicano se encuentra muy dinámico. La competencia de tres jugadores mundiales que se disputan un mercado de 109 millones de usuarios los obliga a invertir masivamente en sus ofertas y así lo han hecho, aunque no todos con el mismo empuje.

A su llega a México, AT&T anunció una inversión escalonada de 3,000 millones de dólares sólo a crecimiento de redes y a reconfiguración de marca para los años 2015 a 2018; los cerca de 5,000 millones que también dirigió a las compras de Nextel-Iusacell-Unefon son sus otras inversiones en el país. Telcel respondió a los pocos meses con el anuncio de una inversión de 6,000 millones de dólares entre 2015 y 2018 para redes LTE. Movistar invirtió, por su parte, 422 millones de dólares entre 2014 y 2015, y en el primer trimestre del 2017 redujo en cerca de 5% sus inversiones en México, comparando esa cifra con las de enero-marzo del 2016, según sus reportes a la Bolsa de Madrid.

Aquí la duda que la Corte y el Congreso deben plantearse, es qué pasó con los resultados de esos incentivos. Si no pagaban al gigante por la tarifa cero, entonces qué hizo Telefónica con ese dinero, dónde quedó ese dinero; más siendo ellos de los principales promotores de la tarifa cero con el 131 en las discusiones de la reforma , plantea Salomón Padilla, especialista del despacho SAC Abogados.

¿Son las tarifas de interconexión de México las más caras de América?

La industria también dijo en la semana que terminó que la posible eliminación de la tarifa cero implicaría un alza de los precios de los servicios que recibe el consumidor final. Los minutos de voz, los paquetes de datos o de SMSs podrían subir de precio, dijeron ejecutivos de distintas marcas, al tiempo que afirmaron que de por sí las tarifas de interconexión en México ya son muy caras.

Un análisis de la firma Cullen International, con datos al 28 de mayo del 2017, establece que México está entre los países con las tarifas de interconexión móvil más bajas de toda América Latina: Costa Rica, Perú, Brasil, Paraguay, Chile, Ecuador y Colombia, en ese orden, tienen tarifas más caras que México en interconexión móvil.

La firma de investigación brasileña Teleco, Inteligencia en Telecomunicaciones, estableció que México se encuentra entre los cuatro países donde es más barato usar el servicio móvil. El Foro Económico Mundial, a su vez, define que Costa Rica, el país donde se cobra más cara la tarifa de interconexión, según Cullen International, es el país con la tarifa móvil más barata para el usuario en toda Latinoamérica.

Esto demuestra que es la competencia integral del mercado lo que define los precios. Las tarifas más bajas al consumidor y las tarifas más altas en interconexión las tiene un país como Costa Rica; eso demuestra que el usuario manda. Es tema de un mercado altamente competitivo y la Corte no debe dejarse avasallar ante la conspiración de los regulados porque la tarifa cero se mantenga como está. Que la Corte defina; si el 131 es legal, se queda; si es inconstitucional, que el IFT defina la tarifa y si la tarifa es cero o si la sube 300% en interconexión, pero será con estudios técnicos altamente completos , expone Jorge Fernando Negrete, director en Mediatelecom Policy & Law.

La competencia no se da por legislación y no debe haber empresas que sólo sostengan su negocio en las regulaciones a otros , agrega Salomón Padilla, de SAC Abogados.

Si Telcel gana, ¿cuánto deben pagarle AT&T y Movistar?

Diversas notas periodísticas cifran en 900 millones de dólares lo que la competencia deberá pagarle y de manera retroactiva a América Móvil por tarifas de interconexión, si la Corte resuelve como inconstitucional al inciso A del 131 de la LFTR.

Pero los especialistas califican como especulaciones cualquier cantidad de dinero que se divulgue, sin el respaldo de un análisis del IFT.

Hay quienes pretenden confundir con esas cifras. Que serán retroactivas, sí, pero la Corte, en ese escenario, no saldrá a decir ustedes le deben tanto a Telcel y tampoco que tengan que pagar en ese momento. Primero, el IFT tendría que hacer análisis de tráfico cursados en estos años de reforma , comenta Agustín Ramírez, de Ouraboros. No hay materia para determinar esas cantidades; el regulador no las ha determinado; no se puede castigar a nadie con una cifra así como así. La Corte sólo dirá si la tarifa cero es inconstitucional o no, cualquier cuenta que se lance así como así puede entenderse como que están especulando , coincide Jorge Fernando Negrete, de Mediatelecom.

¿Se acabó la reforma telecom si Telcel triunfa en la Corte?

Media reforma de telecomunicaciones concluye, si la Suprema Corte da su favor al planteamiento de América Móvil sobre la tarifa cero. El siguiente beneficio en la mira para echar abajo sería el relacionado con la desaparición del cobro de la larga distancia, plantean diversos actores de la industria y columnistas en prensa.

Mony de Swaan, ex presidente en la desaparecida Comisión Federal de Telecomunicaciones y promotor de la Red Compartida, no comparte esa postura.

Por supuesto que la reforma no se cae. Las claves aquí son la infraestructura y la autonomía de un regulador fuerte. Esos son los dos pilares que mantienen en pie a la reforma , platica quien junto con la Cofetel condujo a México en sus primeros pasos hacia la televisión digital.

¿Por qué infraestructura? Porque se han creado empleos, generado flujos. Checa, la red troncal, la red compartida; las licitaciones de espectro móvil, para radio y para TV, todas han traído inversiones y ahí están. Ahora, para apuntalar todo eso se necesita de un regulador que haga su trabajo y que se apoye fuerte en la tierra; esto de la tarifa cero fue la ocurrencia de un senador y ahora ahí están las consecuencias .

En cuatro años, la Reforma de Telecomunicaciones ha traído al país un jugador mundial en telefonía móvil, creado una cadena de TV digital, entregado 128 concesiones de radio AM-FM, licitado espectro para 4G en la banda de 1.7/2.1 GHz y la Red Compartida.

Por la reforma al sector las inversiones ligan 230,000 millones de pesos en toda la industria y la competencia en telefonía móvil ha permitido que los precios hayan bajado más de 40%, por lo que, dice Mony de Swaan, la reforma es más que la tarifa cero; lo del 131 no es ni un quinto de reforma. La reforma es mucho más que la interconexión .