El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ha comenzado a instruir a su gobierno para iniciar un proceso de eliminación del tratamiento especial para Hong Kong, en respuesta a los planes de China de imponer una nueva legislación de seguridad en el territorio.

Trump realizó el anuncio en una rueda de prensa en la Casa Blanca, asegurando que China rompió su palabra sobre la autonomía de Hong Kong.

Trump agregó que la medida es una tragedia para las personas en el territorio, China y el mundo.

La decisión del mandatario se produce después de que China avanzó con planes para imponer una nueva legislación de seguridad nacional y luego de que el secretario de Estado, Mike Pompeo, afirmara que ya no se justifica que el territorio cuente con un tratamiento especial bajo leyes estadounidenses, que le ha permitido seguir siendo un centro financiero global.