Las entidades que decidieron no sustituir la Tenencia por un impuesto local renunciaron a un instrumento que les permitiría reaccionar ante choques financieros , sentenció Moody’s.

En su reporte titulado: Tenencia representa oportunidad desperdiciada para finanzas estatales , comentó que, a diferencia de los gobiernos locales, los municipios tendrán un impacto limitado por la derogación del gravamen.

De acuerdo con María del Carmen Martínez y Rodolfo Torres, analistas de la calificadora, a pesar de contar con una limitada flexibilidad financiera, más de 90% de los estados mexicanos evaluados por Moody’s tomó la decisión de no sustituir o cobrar parcialmente el impuesto de la Tenencia .

De las 25 entidades que analiza, sólo Nayarit legisló el gravamen en el 2012. Del resto, siete no la cobrarán, 15 la subsidiarán y dos aplicarán un esquema de cobro parcial.

La calificadora dijo que la decisión de los estados de no crear un gravamen local refleja una falta de compromiso por mantener su esfuerzo recaudatorio, lo que –claramente- va en detrimento de su flexibilidad financiera .

En el 2010, la Tenencia representó de 0.1 a 4% de los ingresos totales estatales. Sin embargo, respecto de los recursos no etiquetados alcanzó una cifra de hasta 7.1% en el caso de Nuevo León.

Moody’s comentó que los estados deberán asumir directamente la reducción de sus ingresos no etiquetados mediante acciones de contención del gasto o buscando fuentes alternativas de ingresos.

En el contexto electoral por el que atraviesa el país, la implementación de dichas medidas enfrentará barreras adicionales que dificultarán su exitosa instrumentación , advirtió.

Ante la ausencia de medidas compensatorias, alertó que las finanzas estatales se podrán ver presionadas en el mediano plazo, lo que, en conjunto con otros factores crediticios, podría detonar acciones a la baja en las calificaciones.

El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados comentó que las diferencias en el cobro estatal del gravamen ocasionó que el sistema tributario en nuestro país sea aún más complejo .

MUNICIPIOS LA LIBRAN

Los especialistas comentaron que, en cambio, los ayuntamientos tienen un panorama más alentador, debido a la baja participación del impuesto en los ingresos municipales, la cual fluctúa entre 0.07 y 2.5%, y dado que tienen una mayor flexibilidad financiera.

En el 2010, la mediana de los ingresos municipales no etiquetados fue equivalente a 76.2% de los ingresos totales. Lo anterior refleja una mayor capacidad de reaccionar ante este choque de ingresos , dijo la calificadora.

[email protected]