Con 64 votos a favor, 46 en contra y dos abstenciones, el pleno del Senado de la República aprobó en lo general y lo particular la minuta por la que se generan diversas reformas a la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro (SAR).

Pese al aval de la Cámara Alta, el proyecto legislativo se devolvió a la Cámara de Diputados debido a las modificaciones realizadas en la cámara revisora a los artículos transitorios 4, 8 y 9 del decreto.

La reforma contempla permitir a las administradoras inversiones en nuevos instrumentos financieros con el objetivo de diversificar la cartera y procurar rendimientos más altos.

Se sustituyen las sociedades de inversión especializadas para el retiro (siefores) por fondos de inversión especializados para el retiro (fiefores) con el objetivo de que se “preserven el valor adquisitivo del ahorro de los trabajadores con niveles de liquidez y de riesgo de mercado definido por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar)”.

Asimismo, la minuta precisa que en la adquisición de valores extranjeros se debe “incluir un apartado en el que se dé información sobre el porcentaje de la cartera de cada fondo de inversión en estos valores, los países y monedas en que se hayan emitido los valores adquiridos; así como un análisis detallado del efecto de estas inversiones en los rendimientos que den los fondos”.

Uno de los artículos que causó diferencias entre los senadores fue la reforma al artículo 37 que tiene que ver con las comisiones de las administradoras de fondos y es que con la reforma se prevé que la comisión que cobran se calcule con base en dos factores: el saldo administrado y el rendimiento de los ahorros.

Esta estipulación fue criticada por legisladores del PAN y el PT, entre otros, al considerar que lo anterior va en contra de los trabajadores.

En este sentido, la senadora por Morena Freyda Marybel Villegas Canché aseguró que la nueva fórmula busca ayudar a entregar mayores rendimientos a los ahorradores.

En cuanto a las modificaciones a los artículos transitorios, por ejemplo, en el Senado se eliminó el artículo 9; mientras que en el 8, que estipula que una vez aprobada la reforma en un plazo máximo de seis meses se debe conformar, a través de Hacienda, un grupo de trabajo para crear una reforma integral al régimen de pensiones, se aprobó que en dicho grupo haya un representante de cada uno de los grupos parlamentarios representados en el Congreso de la Unión.