El presidente de la República de Chile, Sebastián Piñera, insistió en que el gobierno mantendrá la fórmula respecto al destino de los seis puntos de cotización adicional que plantea la reforma de pensiones, en que tres puntos irán a solidaridad, mientras que el resto tendrá como fin una cuenta de capitalización individual.

Lo anterior, luego de que sectores de oposición criticaran que no toda la cotización tuviese como destino un fondo de reparto y la postura del Ejecutivo respecto a su propuesta, ya que la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, indicó en varios medios que no hay mucho espacio para negociar.

“Yo sé que algunos quieren que  6% vaya íntegramente al Pilar Solidario, pero también sé que los chilenos aprecian y valoran el ahorro previsional en su propia cuenta individual y eso es lo que nos están diciendo a través de todos los estudios de opinión pública. Por eso hemos hecho una solución que fortalece el ahorro previsional de cada trabajador porque ese ahorro les pertenece a los trabajadores. Al mismo tiempo, incorpora un elemento de solidaridad, con la creación de este fondo solidario y colectivo”, mencionó el mandatario.

“Por tanto, dentro de 6% hemos optado por una solución salomónica: la mitad va a la cuenta individual, al ahorro previsional de cada trabajador para financiar su propia pensión, la otra mitad a un fondo solidario colectivo para mejorar las pensiones de los sectores más vulnerables”.

Por otro lado, el jefe de Estado pidió a los parlamentarios discutir y aprobar con rapidez el proyecto.

“Les pido a los parlamentarios que no hagamos esperar a nuestros pensionados, han esperado demasiado. Esta ley significa un beneficio muy significativo”, expresó.

“Hemos conversado con la oposición, hemos incorporado muchas de sus propuestas”, añadió, insistiendo en que esperan que la “oposición esté a la altura de lo que el país nos está pidiendo”.