Viceministros de Finanzas de la eurozona aprobaron provisionalmente el pago de un tramo de ayuda de 1,000 millones de euros para Grecia, informó un funcionario de la Unión Europea (UE) después de que Atenas retirara un paquete de medidas de justicia social del Parlamento.

Fue aprobado sujeto a que Grecia complete dos o tres pasos técnicos, tales como la publicación de las decisiones en el diario oficial , detalló un funcionario.

Eso debería estar hecho para este viernes para que la junta directiva del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) pueda hacer el desembolso en la noche , agregó.

El gobierno de izquierda de Grecia fue previamente forzado por los acreedores internacionales a retirar un proyecto de ley de un programa económico paralelo, después de que Atenas fuera amenazada con la retención del próximo tramo del rescate financiero, indicaron fuentes de Grecia y la UE.

El primer ministro, Alexis Tsipras, había presentado un paquete de medidas de justicia social, con la intención de hacer frente a lo que desde Syriza llaman situación de crisis humanitaria que atraviesa Grecia, con el fin de revertir las críticas desde su partido por las duras reformas emprendidas bajo el tercer programa de rescate.

El plan de rescate acordado en agosto pasado estipula que se presente toda la legislación económica para una consulta previa por parte de las instituciones representativas de la zona euro y los acreedores del Fondo Monetario Internacional.

Alivio de deuda no es urgente

Para Jens Weidmann, miembro del Consejo de Gobierno del BCE, el país heleno afronta necesidades relativamente bajas de vencimientos de deuda en los próximos años y no es urgente abordar un recorte de esos pagos.

Teniendo en cuenta las bajas necesidades de refinanciamiento para los próximos años, un alivio mayor de la deuda no parece un asunto de interés particularmente urgente , sostuvo en declaraciones publicadas por el diario griego Naftemporiki.

Weidmann detalló que la tarea más importante que tienen entre manos es la plena aplicación de las reformas del programa de ajuste económico acordado.

Esto no sólo aumentará la posibilidad de crecer, sino que también disolverá la permanente situación de incertidumbre que actúa como freno para las inversiones , explicó.