La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) emitió el Decreto por el que se expide la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2013, que establece un presupuesto de tres billones 956,361.6 millones de pesos.

En el Diario Oficial de la Federación, la dependencia publica el documento aprobado la semana pasada por las cámaras de Diputados y Senadores.

De esta forma, se prevé que 1 billón 605,162.5 millones de pesos de los ingresos del gobierno federal provengan del cobro de diversos impuestos, de los cuales 818,095.4 millones serán del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y 44,638.4 millones de pesos del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU).

A su vez, 52,982.3 millones de pesos están calculados por el cobro del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IESP), de los cuales 48,895 millones serán por subsidio a las gasolinas y diesel.

Por el cobro de derechos (servicios que presta el Estado en funciones de derecho público, por uso o aprovechamiento de bienes del dominio público y derechos a los hidrocarburos), el gobierno federal espera obtener 809,588.5 millones de pesos.

En cuanto a los ingresos de organismos y empresas, la dependencia precisa en el documento que en 2013 esperan recaudar 1 billón 102,425.5 millones de pesos, de los cuales 890,205.8 millones provendrán de organismos y empresas y 212,219.7 millones por aportaciones de seguridad social.

Respecto a la entrada de recursos derivados de financiamientos, la SHCP indica que éstos serán por 355,289.6 millones de pesos, de los cuales 415,882.3 millones serán por endeudamiento neto del gobierno federal y 28,965.9 millones por Otros financiamientos.

En tanto, el déficit de organismos y empresas de control directo está calculado en 89,558.6 millones de pesos, de acuerdo con el decreto emitido este lunes por la SHCP.

Entre lo aprobado el jueves pasado por los senadores destaca un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) estimado de 3.5%, déficit público de 0%, inflación de 3.0%, Cetes a 28 días en 4.6% y un tipo de cambio de 12.90 pesos por dólar.

Dentro de los cambios que hicieron los diputados al proyecto original del Ejecutivo federal y que se mantuvieron en el Senado está el ajuste al precio de la mezcla mexicana de petróleo, que aumenta de 84.9 a 86 dólares por barril, así como el aumento mensual a las gasolinas.

De esta forma, en 30 artículos, el decreto establece las obligaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) en cuanto a hidrocarburos, diesel y gasolinas, impuestos a los rendimientos petroleros e importación de mercancías, entre otras.

La Ley de Ingresos para el próximo año también incluye las facilidades administrativas y beneficios fiscales, y sobre la información, la transparencia, la evaluación de la eficiencia recaudatoria, la fiscalización y el endeudamiento.

RDS