Para el próximo año, la tasa máxima del Impuesto Sobre la Renta (ISR) no bajará de 30 a 29 por ciento. Tampoco los gravámenes a cervezas de 26.5 a 26% y en bebidas alcohólicas de 53 a 52%, que subieron como una medida para enfrentar la crisis en el 2009.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, confirmó lo anterior al indicar que en el paquete económico 2013 se propone mantener la estructura tributaria vigente.

Se estima que éste no es el momento para que las tasas se modifiquen ni hacia arriba ni hacia abajo , manifestó en conferencia de prensa luego de la ceremonia de entrega del paquete económico 2013.

Además anunció que tampoco se presentan modificaciones a la Ley Federal de Derechos o al Código Fiscal de la Federación. Esto significa, matizó, que el paquete económico no tiene una miscelánea fiscal.

Refirió que, en la iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación del próximo año, se propone que sostenga completa la estructura tributaria, como la tasa máxima del gravamen directo a personas físicas y a las empresas, es decir, no hay nuevos impuestos y se propone que las tasas de los que existen se mantengan en su mismo nivel.

Insistió en que los ajustes se deben hacer revisando no solamente el ISR, sino todos los ingresos tributarios en su estructura y en sus tasas, conforme el acuerdo que se logre en el Congreso de la Unión, empezando por la Cámara de origen, que será, como lo mandata la Constitución, la Cámara de Diputados.

Sin dar más detalles, informó que ya se contrataron las coberturas petroleras para blindar el precio de la mezcla mexicana en caso de una caída en los mercados internacionales en línea con la estimación del crudo de exportación de 84.90 dólares por barril prevista en los criterios de política económica del 2013.

Planes de empresas afectados por ISR

Se está dando un cruce de señales al incumplir los compromisos para bajar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y otros gravámenes. Esta medida afectará los planes de las empresas el próximo año, sobre todo, a la industria cervecera, advirtieron ejecutivos de finanzas y la contaduría organizada en nuestro país.

En entrevistas por separado, el presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), José Antonio Quesada, y el presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), Carlos Cárdenas, coincidieron en indicar que las empresas tendrán que hacer ajustes en sus presupuestos fiscales una vez que se confirmó que la tasa máxima del ISR se queda en 30 por ciento.

No nos gustó mucho. Hubiera sido una buena señal que se hubieran conducido sobre la línea trazada , manifestó Quesada. Aseguró que las empresas se verán impactadas porque ya tenían contemplado en sus planes la reducción del impuesto empresarial. Ya se contaba con ese excedente y creo que sí va a tener repercusiones. Lo más conveniente era que se cumpliera lo establecido . En su opinión, las autoridades optaron por no perder ese punto y parar el descenso del ISR para tener holgura en el gasto corriente y para otro tipo de gastos como infraestructura y desarrollo social. Consideró que, si bien no tendrá un impacto en la generación de empleos, sí se verá a nivel microeconomía.

Carlos Cárdenas aseveró que empresas planearon con base en una tasa del ISR de 29% y que seguir con la estructura fiscal actual perjudicará a las cerveceras. El paquete que se presentó es inercial, justificó. Se espera que, ahora sí, el próximo año se analice la reforma fiscal para que todos esos cambios puedan incluirse. Hay que recordar que a finales del 2009, el Congreso de la Unión tomó como medidas transitorias aumentar las tasas de varios impuestos (ISR, cervezas y bebidas alcohólicas) con el fin de fortalecer los ingresos públicos y evitar un debilitamiento estructural en las finanzas del país.

En ISR, la tasa marginal para empresas pasó de 28 a 30% y en las tres últimas tasas marginales de la tarifa del ISR de personas físicas en una proporción de 7.14%, con el objeto de ubicar la tasa marginal máxima de dicha tarifa en 30 por ciento.

Pero, a tres años, el Ejecutivo argumenta que todavía existen riesgos importantes en el entorno económico internacional y se considera conveniente que se prolonguen las medidas adoptadas, las cuales han permitido evitar un debilitamiento estructural de las finanzas públicas.

PPEF PROPONE GASTO DE $3.9 BILLONES EN EL 2013

Publican hoy decreto de austeridad en gasto

El Decreto de Austeridad y Racionalidad en el Gasto del Gobierno de la República, que firmó el viernes pasado el presidente Enrique Peña Nieto y que se publica hoy en el Diario Oficial de la Federación, partirá de un diagnóstico para lograr que el gobierno pueda hacer más funciones con menos recursos en la administración pública.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, explicó que se hará un análisis exhaustivo para identificar aquellas áreas de duplicidad y que pueden reducirse o eliminarse para optimizar la operación. También se establecen algunas metas específicas para todas las dependencias de la administración pública federal, de reducción en algunos rubros de gasto corriente. El decreto también estará disponible en la página de Internet de la Secretaría de Hacienda.

Dio a conocer que el viernes pasado, el día que se entregó el paquete económico 2013, el Ejecutivo firmó el documento que obligará a ejercer la racionalidad en el gasto público en el 2013.

Aclaró que no hay planes para reducir 4,000 plazas de cierto nivel de gobierno. Esa información no tiene sustento y no está en los planes del gobierno . Insistió en que tiene que partir de un diagnóstico integral que se hará en un periodo que no pase de seis meses. Se busca encontrar duplicidades, ineficiencias y áreas de oportunidad para hacer más con menos.

RECORTAN GASTO ?DE LA SHCP Y GOBERNACIÓN

Videgaray comentó que el efecto del Decreto de austeridad está considerado en las estimaciones de gasto en forma preliminar y también ahí se generan en todas las dependencias eficiencias en el gasto corriente.

Destacó que en el Proyecto de Presupuesto, los correspondientes a las secretarías de Hacienda y de Gobernación, en conjunto, representan un recorte de poco más de 8,000 millones de pesos. Es decir, no todos los rubros del Proyecto de Presupuesto están creciendo, particularmente hay algunos, en materia de gasto de operación, de gasto corriente, que se están reduciendo .

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) contempla un gasto total de 3.9 billones de pesos, 4.1% más sobre el PPEF del 2012 y 2.1% superior al aprobado para este año. De ese monto, 76.9% es gasto programable y 23.1%, participaciones federales, adeudos fiscales contraídos con anterioridad y costo de la deuda.

Así queda el gasto por sectores

Una parte importante del Presupuesto la ejercen los gobiernos locales. En el PPEF para el 2013 destaca el gasto en seguridad pública y desarrollo social.

  • 1’290,791 millones de pesos son los recursos que se transferirán a los gobiernos locales por concepto de participaciones, aportaciones, convenios de coordinación y subsidios. Esto es 1.4% real más con respecto al PEF del 2012.
  • 155,209 millones de pesos es el gasto federal propuesto para justicia, seguridad nacional, asuntos de orden público y seguridad interior. Para este año se destinaron 150,358 millones de pesos, 3.2% menos.
  • 669,263 millones de pesos se destinarán al gasto de inversión física, lo que representa en términos reales 5.7% más con respecto al Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2012.
  • 587,379 millones de pesos es el gasto destinado a educación que se propone en el paquete económico que se presentó este viernes al Congreso.
  • 291,602 millones de pesos se destinarán al campo mexicano, según la propuesta del Ejecutivo, que se entregó al Congreso nueve días antes del plazo.
  • 64,291 millones de pesos se destinarán para impulsar el desarrollo de los pueblos indígenas, ya que es una de las prioridades de la nueva administración.
  • 42,379 millones de pesos es lo que se destinará al programa carretero, con la finalidad de destinar más recursos a zonas rurales.
  • 443,244 millones de pesos es el gasto propuesto en salud, que representa un incremento real de 3.4% respecto del PEF 2012. Se hace énfasis en el fortalecimiento del Seguro Popular.
  • 326,323 millones de pesos es el gasto de inversión propuesto para Petróleos Mexicanos, representa un incremento en términos reales de 4.7% con respecto al Proyecto de Presupuesto del 2012.
  • 400,607 millones de pesos se destinarán al sector energético en el 2013, esto es 6.3% más que en el presupuesto aprobado en el 2012 por los diputados.

[email protected]