Acapulco, Gro. Con el fin de que las auditorías tengan un proceso más ágil y reduzcan sus costos, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) busca implementar nuevos modelos de riesgos dentro de sus áreas.

Carlos González Gamero, administrador central de Fiscalización de Precios de Transferencia de la Administración General de Grandes Contribuyentes, aseguró que contar con un análisis de riesgo más preciso favorece a todos.

“Esta medida es favorable para todo mundo. Tratar de tener a nivel SAT modelos de riesgo robustos y así aprovechar toda la información que tenemos a nuestra disposición (...) Se han hecho varios esfuerzos para afinarlos”, explicó durante su participación en el 21 Foro de Tributación Internacional, organizado por el Colegio de Contadores Públicos de México.

Para ello,  Carlos González refirió que buscan emular el análisis que maneja Australia con base en indicadores por industria y detalló que dentro del fisco el proyecto toma más impulso dentro de las administraciones del SAT.

Recordó que históricamente asesores, contribuyentes y la propia autoridad han buscado que las auditorías estén enfocadas realmente en casos que representen un riesgo para la autoridad fiscal.

Ajustar riesgos, necesario

Cuestionado sobre si las medidas implementadas en la administración anterior han tenido impacto en la actualidad, Carlos González señaló que más que evaluar las medidas, éstas se tienen que ajustar.

“Evidentemente los modelos de riesgo se tienen que ir ajustando. Los hemos tratado de adecuar para ver la realidad económica y general de los mercados para identificar dónde hay un riesgo. Trabajamos como nunca en conjunto con las áreas internas que cuentan con información en vivo, con un gran volumen de datos para aprovecharlos y poder hacer que nuestras evaluaciones de riesgo en materia fiscal sean mucho más precisas”, dijo.

Con ello, agregó, la medida no sólo busca aplicarse en las administraciones centrales del fisco, sino también a nivel general para que la evaluación de riesgos en materia de fiscalización se vuelva una tarea más completa. Para ello, González Gamero indicó que se busca ver cuáles son las operaciones que llaman la atención o comportamientos atípicos.

“Estamos entendiendo mejor a todas las industrias, sectores, subsectores y las cosas que pasan en los ejercicios en que notemos cosas atípicas para enfocarnos en temas en donde pueda haber riesgo”, expuso.

Participación activa

Por otra parte, el funcionario agregó que esta nueva administración busca mantener una participación más activa en materia de precios de transferencia.

“Nuestra postura es seguir participando activamente en el análisis de documentos y aplicación de los mismos, (...) por temas de austeridad, habrá que analizar la necesidad de saber si los cinco delegados que actualmente se encuentran en la OCDE pueden continuar; sin embargo, éstos no se encuentran en esa posición sólo por derroche, cada uno ve asuntos distintos. Necesitamos apoyarnos junto con la delegación permanente”, dijo González Gamero.

En cuanto a temas de soluciones globales, el fisco mantiene su interés en seguir participando.

Aseguró que al SAT le interesa participar en la discusión sobre la economía digital. Al respecto, dijo que, a pesar de que se tiene previsto que haya una medida a nivel global para abordar retos tributarios en este tipo de negocios o plataformas digitales, hay muchos países que han asumido medidas unilaterales. “Considero que debemos transitar a una medida global (...) tenemos previsto seguir activos”, precisó.