Las reformas estructurales y las políticas fiscal y monetaria deben ser parte de cualquier estrategia para el crecimiento global, dijeron el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, y el ministro de Finanzas británico, George Osborne, en un artículo de opinión conjunto publicado por el Wall Street Journal.

En el artículo, publicado antes de una reunión de ministros de finanzas y consejeros de bancos centrales del G-20 en Estambul, Lew y Osborne afirmaron que las reformas para impulsar la productividad y elevar los estándares de vida son claves, incluyendo a la inversión en infraestructura y el respaldo a las pequeñas empresas.

Nuestro mensaje al G-20 es este: los gobiernos deben usar el conjunto completo de herramientas que tienen a su disposición para respaldar a sus economías y conseguir el objetivo colectivo del G-20 de un crecimiento global enérgico, sostenible y equilibrado , escribieron.

También sostuvieron que es importante que Grecia implemente un plan creíble y abarcador para reformas, recuperación y crecimiento económico, en consultas cercanas con sus socios europeos e internacionales.

mfh