El sector comercio, servicios y turismo del país planteó una propuesta fiscal que imponga un gravamen único al ingreso y un impuesto al consumo de 15%, que incluya alimentos tasados a 4%, con el propósito de que toda la población contribuya al fisco, incluyendo los informales.

Así lo planteó Jorge Enrique Dávila Flores, presidente de la Confederación Nacional de Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco- Servytur), al precisar que se pretende una canasta básica en alimentos gravada en 1%, para no afectar a la población más necesitada del país.

La Confederación presentará en breve a senadores y diputados, la propuesta fiscal encaminada a promover mayores ingresos públicos vía consumo más que por la renta, acorde con a la tendencia mundial.

Abajo el ISR

El esbozo pretende la eliminación del Impuesto Sobre la Renta (ISR), o bien del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), y con ello, aplicar el gravamen al ingreso con una tasa de 25 por ciento.

Se pretende que más empresas y personas físicas aportemos al sostenimiento de los tres niveles de gobierno; simplificar los procesos de pago de impuestos, pues no es correcto que se siga manejando el IETU e ISR , dijo el empresario.

Explicó que se trata de ir migrando a un sistema de impuestos al consumo, y bajar el Impuesto Sobre la Renta.

Impuesto generalizado

Dávila Flores precisó que la tasa del IVA deberá descender de 16 a 15%, aunque en el rubro de alimentos se aplicaría una impuesto generalizado de 4 por ciento.

Se pretende buscar que haya migración de la informalidad a la formalidad y no como sucede ahora. No es posible que haya 12.3 millones de informales y 14 millones de empleos formales , aseveró.

Mientras tanto, el tema de las medicinas será analizado desde otra perspectiva, aún no se define en qué condición fiscal quedarían dichos productos, pero será la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), órgano encargado de ordenar la propuesta de la IP, quien determine los puntos.

También mencionó: Buscamos una propuesta generalizada y consensuada en el sector empresarial, encabezado por el CCE, en donde se tendrá que concretar un sistema fiscal simplificado, incluyente y que facilite la inversión.

lgonzalez@eleconomista.com.mx