El gobierno entrante de Andrés Manuel López Obrador empezaría su mandato con un presupuesto de alrededor de 5.5 billones de pesos en el 2019, esto es 200,000 millones más que en el ejercicio actual.

En entrevista con Carmen Aristegui, el presidente electo aseguró que el gobierno entrante tendrá los recursos necesarios para impulsar los compromisos que hizo durante campaña.

En este sentido, refirió que su gobierno tendrá un presupuesto de alrededor de 5.5 billones de pesos, 3.77% mayor al de este año, que fue de 5.3 billones.

Este ajuste en el gasto, comentó, se dará sin la necesidad de aumentar o crear nuevos impuestos, ya que serán ingresos petroleros y crecimiento económico los que generen mayores ingresos para el gasto.

Asimismo, planteó un crecimiento mínimo de 2% en el primer año de gobierno, mientras que su objetivo para final de sexenio es crecer hasta 4 por ciento. Expertos en el tema refirieron que sí es probable incrementar el presupuesto del siguiente año sin necesidad de aumentar impuestos o generar más deuda.

Herbert Bettinger, analista fiscal, dijo que López Obrador puede incrementar su gasto, siempre y cuando mantenga el ambiente apropiado para atraer inversión y combata la informalidad, lo que repercutirá en mayor recaudación. No obstante, expresó que debe tener cuidado de no confiar demasiado en los ingresos petroleros, ya que por naturaleza sus precios son volátiles y no se puede depender completamente de ellos.

Con él coincidió Carlos Cárdenas, expresidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, quien expuso que los precios del petróleo si bien se han recuperado, no tienen los niveles tan altos como hace años. Además de que la producción de crudo tampoco llega a los niveles de antes.

Por su parte, Manuel Baltazar Mancilla, director de México Fiscal, agregó que no es nada descabellado incrementar el gasto público siempre y cuando no haya cambios en la parte tributaria.

“El presupuesto de este año es de 5.3 billones de pesos, por lo que 200,000 millones de pesos más para el próximo no suena descabellado. El detalle va a ser más bien cómo va a venir el Paquete Económico; si no le mueve nada a los impuestos y con crecimiento de 2%, fácil llega a 5.45 billones de pesos”, acotó.

Los especialistas ven complicado que el siguiente gobierno pueda conseguir un margen para maniobrar sus programas sociales hasta en 500,000 millones de pesos, como planteó AMLO, pese a hacer modificaciones en el presupuesto.

“Esa cifra debe estar respaldada por una base sólida. Necesitaría un análisis profundo, cuando se presente el Paquete Económico no sólo debe dar la cifra de los 500,000 pesos, sino también cómo es que se puede obtener”, añadió Manuel Baltazar Mancilla.

Herbert Bettinger añadió que lo importante es que el Paquete Económico, que se dará a conocer en diciembre, contemple menor deuda, que haya un ajuste verdadero del gasto público en donde se moderen gastos de los partidos políticos y se eliminen gastos superfluos, además de otorgar subsidios o incentivos a la industria productiva.

Confían se cumpla el superávit

Por su parte, Guillermo Barba, editor del Top Money Report, confió en que Carlos Urzúa y Gerardo Esquivel están trabajando para garantizar que no habrá más sobresaltos.

“No tengo duda que presentarán un presupuesto que lejos de generar mayor nerviosismo en el mercado garantizará que se cumpla con el superávit de 0.8% del PIB al que se ha comprometido el presidente electo y su equipo económico”, comentó.

La incertidumbre que hoy siente el estratega es acerca de los supuestos macro en los que se fundamentará el proyecto presupuestal, como son el crecimiento económico, precio esperado por barril de petróleo o bien, tipo de cambio y requerimientos financieros, pues teme que podrían ser demasiado optimistas para conseguir que cuadren los números.

“Si sus estimados son certeros no tendremos mayores problemas presupuestales. Si son demasiado optimistas y fijan supuestos que a lo largo del año difícilmente se alcanzarán, ahí sí generarían incertidumbre, pues quedaría latente el riesgo de recortes presupuestales que seguramente no serán del agrado de Andrés Manuel López Obrador”.

Cómo se planteará el paquete económico

  • En la víspera, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador fue entrevistado por la periodista Carmen Aristegui. Aquí algunos aspectos que adelantó sobre el paquete económico del próximo año:
  • El PEF del 2019 crecerá alrededor de 200,000 millones de pesos respecto al 2018, para dar un total de 5 billones 500,000 millones de pesos.
  • Se realizará una cirugía, sobre todo en gasto corriente, para liberar 500,000 millones respecto al presupuesto de este año.
  • El Paquete Económico para el próximo año servirá para que el país crezca cuando menos 2 por ciento. Su reto es concluir el sexenio con un crecimiento de 4% anual.
  • Los 10 programas prioritarios que planea llevar a cabo (Tren Maya, construcción de una refinería en Tabasco y apoyos sociales a jóvenes y adultos mayores, entre otros) implican una inversión en el 2019 de alrededor de 400,000 millones de pesos.
  • Se está elaborando un presupuesto nuevo, partiendo de cero.
  • El servicio de la deuda significa unos 800,000 millones de pesos. Ha crecido de 1.7 billones de pesos, del gobierno de Vicente Fox, a 10 billones, por lo cual se hará una investigación.
  • Cuestionó que en el presupuesto sólo se puedan invertir 600,000 millones de pesos en obra pública.
  • No se pueden modificar las participaciones a estados y municipios, en donde se destina más de 1 billón de pesos.
  • A pensiones y jubilaciones se destinarán casi 800,000 millones de pesos.
  • A pago de nómina se destinará 1 billón 200,000 millones de pesos.
  • Se hará un ajuste de 30% en gasto de operación, esto significa reducir número de oficinas, que no haya corrupción en compras ni en contratos.
  • Subsidios oscilarán entre 400,000 y 500,000 millones de pesos. Este rubro incluye programas sociales.
  • No se aumentarán impuestos.