Los inversionistas y calificadoras ven con preocupación el impacto que tendrá la volatilidad y el bajo crecimiento mundial en México, pero dieron la bienvenida al programa de negocios de Pemex y a las metas del Paquete Económico del 2017, donde se hace el compromiso de regresar a un superávit primario, reconoce el secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

Tras visitar a inversionistas de Wall Street en Nueva York, y la City en Londres, confía en que en la medida que México vaya cumpliendo con la consolidación y alcance el superávit, se apuntalará la credibilidad que caracteriza al país.

Entrevistado por El Economista, admite que visitó a las agencias calificadoras que tienen a México en perspectiva Negativa, lo que significa que hay una de tres posibilidades de un recorte de la nota soberana, que hoy se encuentra en grado de inversión.

Estamos en un proceso de diálogo en un entorno que es complicado, y las calificadoras están atentas y pendientes. Hablan de un periodo (de revisión) de 24 meses, y muchas cosas habrán de suceder de aquí a entonces. Esperan que vayamos cumpliendo lo que dijimos, que vayamos ejecutando el paquete en los términos propuestos y que Pemex haga el ajuste que prometió .

Se refiere a la reducción del déficit público para llegar en cero al 2018; alcanzar el objetivo de un superávit primario de 0.4% del PIB el año entrante y registrar un menor gasto corriente.

Moody’s y Standard & Poor’s fundamentan parte de sus observaciones en el crecimiento de la deuda y la limitada expansión del PIB. ¿Cómo lo van a atajar?

Hemos incurrido en deuda para fortalecer los balances de las entidades públicas. Lo que tenemos es una deuda sostenible y estamos buscando que empiece a disminuir el próximo año como proporción del PIB.

¿Podríamos pensar que no nos van a recortar la calificación?

Tenemos una mejor calificación hoy que cuando inició el sexenio. Todos los países petroleros han sido puestos bajo el mismo escrutinio y las calificadoras han reflejado las mismas preocupaciones de cómo debieran ajustarse frente a este entorno.

¿Por qué acudir con los inversionistas de Nueva York y Londres, después de las elecciones de Estados Unidos?

Para México es casi una tradición tener una relación muy cercana con los mercados, por lo que nunca son sorprendentes las decisiones que se tomen desde la dependencia para asegurar la estabilidad macroeconómica del país. De hecho, antes de la elección había una preocupación de si Pemex sería capaz de transformarse para operar en un entorno de precios bajos, y lo que quisimos explicar es lo que estamos haciendo, cuáles son los principales elementos del programa económico y qué pueden esperar de México y de Pemex.

Pemex debe cumplir con los recortes de 100,00 millones de pesos y que pueda funcionar con precios del petróleo bajos, pero lo más importante es que Pemex no sólo va a ser el ajuste, sino que de manera agresiva va a buscar implementar la reforma con otras acciones que generen una expectativa positiva de plataforma, de ingresos para ella misma, y el fisco.

Detonar inversión con sector privado

El responsable de las finanzas públicas del país indicó que, para detonar la inversión, el gobierno flexibilizará los mecanismos para trabajar en conjunto con la iniciativa privada a través de las asociaciones público-privadas.

Lo que estamos haciendo con las APP es que la inversión se detone con proyectos como el aeropuerto, la remodelación del puerto de Veracruz y el tren México-Toluca. Tiene que ser un diálogo cercano, los esfuerzos que ha hecho el gobierno con las reformas le dan al sector privado un mayor campo de acción y una mayor capacidad de influir en el destino que el país ha de tener que los hará corresponsables y darles más oportunidades para forjar el destino que queremos , dijo.

De ahí la importancia de las asociaciones que se darán entre Pemex y la iniciativa privada, a través de farmouts (asociaciones estratégicas). La primera es la del campo Trion, que tiene la característica de ser en aguas profundas y que está sujeta por lo tanto a otros elementos de certidumbre, se detonarán las inversiones en el sector energético, Red Compartida, tendremos inversiones de 59,000 millones de pesos en los siguientes siete u ocho años y sólo para el 2017 serán 8,000 millones de pesos .

La inversión pública en infraestructura se vio impactada por los recortes al gasto, del 2015 y del 2016. Para el 2017, los recortes en inversión serán casi de 30 por ciento.