El ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, advirtió que en un primer momento el alza de tasas de la Fed motivará grandes salidas de capital de los mercados emergentes , sobre todo de los que presentan debilidad en su actividad doméstica.

El ex banquero central explicó, sin embargo, que al confirmarse que el movimiento de la Fed resulta de la sólida tendencia de la actividad económica de Estados Unidos, tendrá que estabilizarse el mercado.

Al participar en la Conferencia Anual de investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI), Jacques Polak confió en que la decisión de la Reserva Federal de mover la tasa incorpora el diagnóstico sobre el impacto que tendrá en los mercados emergentes.

La Fed toma su decisión incorporando el análisis de lo que pasa en los otros bancos centrales, y no ignora el potencial impacto de sus políticas en otras latitudes. Creo que va siendo momento de que se enteren cuántas veces y cómo se realizan consultas con los principales bancos centrales de economías emergentes, como China, India, México y Brasil , aseveró.

Son cerca de 10 ocasiones al año, cuando se reúnen los banqueros centrales emergentes en el Banco de Pagos Internacionales con los directivos de la Fed y su equipo técnico, relata. En el marco de las reuniones semestrales del FMI, son otras dos ocasiones propicias para el intercambio de ideas y análisis y aparte, la Fed realiza visitas in situ a los bancos centrales emergentes o bien, hace conferencias telefónicas entre pares.

Comunicación, determinante

Bernanke reconoció que las decisiones de gran impacto global, como fue en su momento la expansión cuantitativa (Quantitative Easing) y la reducción del objetivo de la tasa, fueron comunicadas, explicadas y discutidas a detalle con los banqueros centrales y ministros de hacienda de las principales economías emergentes.

Específicamente dijo que se conversó con funcionarios de Brasil, China, México e India.

Y reconoció que los funcionarios de economías emergentes comenzaron a identificar la llamada Guerra de Divisas, o depreciaciones competitivas, desde noviembre del 2010 en la reunión del G-20 de Corea.

Fortaleza por demanda

Exportaciones de mercados emergentes dependen del tipo de cambio y de la fortaleza de Estados Unidos y de China, que los que crean más demanda de sus commodities.

Y justo aquí, precisó, es donde los inversionistas pueden evaluar la tendencia de los mercados emergentes. Si el alza de tasa de la Fed se presenta como dice la teoría, una vez que el mercado de EU está cerca del pleno empleo, se puede suponer que aumentará la demanda interna y externa, fortaleciendo las condiciones económicas del emergente.

La exposición de los emergentes al alza de tasas de la Fed, dijo, puede matizarse si el impacto de la fortaleza económica estadounidense es determinante en su desempeño económico, confió.

Y las autoridades económicas emergentes seguro lo tienen claro, finalizó.

La semana pasada, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, reconoció ante legisladores de EU que sigue viva la posibilidad de subir el objetivo de la tasa de referencia en diciembre.

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, afirmó que de la lectura de las minutas del Comité de Mercado Abierto (FOMC) se puede anticipar que el movimiento se hará en diciembre .

Hace un par de meses, el Instituto Internacional de Finanzas (IIF) mencionó que la salida de capitales de los países emergentes este año superará el flujo de ingresos por primera vez desde 1988.

Y descarta una recuperación rápida del flujo de capitales hacia los emergentes, en tanto que la fuga de capitales proseguirá en el 2016, aunque a un ritmo más moderado .

Hung Tran, uno de los directores del IIF, señaló la vulnerabilidad de los emergentes a un alza de tasas de interés de la Fed.

Los problemas económicos de los países emergentes -ralentización en China, recesión en Brasil y Rusia- son considerados como una de las mayores amenazas actuales para la coyuntura mundial.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, afirmó el miércoles que existen motivos para estar preocupados por la economía mundial, ante las incertidumbres provocadas por la perspectiva de un incremento de las tasas de interés en Estados Unidos y la desaceleración de China .

La salida de capitales en los 30 países estudiados se elevará 1.85 billones de dólares y la entrada a 548,000 millones, por lo que el saldo negativo será de 541,000 millones, según el IIF, una asociación de entidades financieras globales (bancos, fondos privados, bancos centrales, aseguradores y fondos soberanos).

[email protected]