Algunos países productores de petróleo sufrirán una baja en sus calificaciones de crédito si los precios del crudo no se recuperan, mientras que una prolongada deflación en la zona euro podría tener un impacto similar en sus endeudados miembros, mencionó la agencia calificadora Fitch.

El precio del crudo ha caído a cerca de mínimos de seis años en semanas recientes, profundizando la recesión en países como Rusia y presionando fuertemente a la baja la inflación en el mundo.

Ed Parker, uno de los principales analistas de Fitch, dijo que habría más reducciones en las calificaciones de crédito de los países productores de petróleo si el precio del crudo no se recupera.

El experto dijo que las posibilidades de recortes eran particularmente altas si el valor del crudo, ahora en torno a los 48 dólares el barril, no sube de nuevo por encima de 50 dólares.

Fitch bajó la calificación de Venezuela, el mayor productor de petróleo de América Latina, el mes pasado a CCC , y recortó la de Rusia a BBB- el viernes.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en su informe mensual, prevé que en el 2015 seguirá existiendo una abundante oferta de crudo en el mercado, pese al ligero crecimiento de la demanda, por lo que los precios seguirán bajos.

Por otro lado, en la zona euro los precios han caído por primera vez desde que se profundizó la crisis financiera. La tendencia ha hecho crecer las preocupaciones sobre cómo países como Italia, donde el crecimiento ya es apenas perceptible, serán capaces de reducir sus deudas.

Habrá impacto en las calificaciones si la deflación en la zona euro persiste durante un largo periodo , dijo Eileen A. Fahey, jefe de la oficina de Crédito de Fitch, en una conferencia en Londres.