Diversas corredurías e instituciones modificaron su estimación de contracción económica para México este año, de 8.5 a 9.3%, debido a los impactos del Covid-19 en el país, de acuerdo con el consenso elaborado por FocusEconomics.

En el documento se observó que de las 41 instituciones que se consultaron, 13 de ellas pronosticaron una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano de hasta dos dígitos, en donde la previsión más pesimista fue de American Chamber México, con -12.0 por ciento.

“Los datos disponibles sugieren que la actividad económica se recuperó de cierta manera en junio, cuando las fábricas —especialmente en el segmento de manufacturas— reanudaron operaciones y la actividad de servicios empezó a acelerarse, lo que es un buen augurio para la segunda mitad del año”, destacó el informe.

No obstante, señaló que si persisten las restricciones de movilidad y de operación para las empresas, así como un elevado número de casos de contagio de Covid-19, se podría obstaculizar una normalización completa para la actividad económica en el futuro.

Si bien en el sector industrial la actividad empieza a repuntar, el consenso de analistas consideró que el sector terciario tardará más en presentar las señales de mejora.

“Los servicios probablemente tardarán más en recuperarse en medio de las restricciones persistentes y el impacto masivo en el mercado laboral que limita el consumo”.

Para el 2021 prevén una expansión de 3.4 por ciento.

Remesas amortiguan golpe

Aunque la pandemia de Covid-19 provocará una grave recesión económica en varios países, en México las remesas que llegan ayudan a que el impacto en los hogares sea menor.

“La pérdida masiva de empleos afectará el gasto de los hogares, aunque las remesas optimistas deberían ayudar a amortiguar un poco el golpe”.

En junio entraron 3,536 millones de dólares de remesas, esto es un crecimiento anual de  11 por ciento.

“La aceleración se produjo a pesar de los efectos continuos de la pandemia de coronavirus en la economía y el mercado laboral en Estados Unidos, donde las nóminas no agrícolas continuaron debilitándose en junio”.

Para el cierre de año, los analistas prevén que las remesas sumen 35,800 millones de dólares.

  • 10.7% esperan que caiga la economía en el tercer trimestre del año.
  • 3.3% prevén los analistas cierre la inflación a finales de este año.
  • 55.8% del PIB representará la deuda pública a final del 2020, de acuerdo con los analistas.

ana.martinez@eleconomista.mx