El presidente de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, dijo el jueves que la economía de Estados Unidos aún no está fuera de peligro y que, pese al fuerte crecimiento económico y la promesa de las vacunas, persisten retos como los cuellos de botella en la cadena de suministro y el mercado laboral.

“Un elemento común en todo esto sigue siendo la alta incertidumbre: las nuevas variantes del virus que ocasiona la Covid-19 están afectando a la salud y la seguridad en todo el país", dijo Evans en comentarios preparados para dar la bienvenida a los participantes a un evento de desarrollo profesional copatrocinado por el Sadie Collective.

Evans no hizo observaciones específicas sobre el estado de la economía o sus preferencias de política monetaria, incluso en un momento en que las autoridades de la Fed se preparan para una reunión este mes, en la que algunos esperan poder decidir un plan para empezar a reducir el apoyo a la economía.

Evans había dicho con anterioridad que quería ver algunos reportes mensuales de empleo más antes de apoyar la reducción de las compras mensuales de bonos por 120,000 millones de dólares que hace el banco central estadounidense.

Eso fue antes de un informe de la semana pasada que mostró un crecimiento del empleo en agosto mucho menor al esperado.