La calificadora de riesgo crediticio Moody’s espera que el PIB de México aumente un 5.6% en 2021 y un 2.9% en 2022, impulsado en parte por un crecimiento más rápido en su principal socio comercial, Estados Unidos.

La agencia agregó que, a pesar de una amplia recuperación económica, los salarios reales mexicanos ajustados a la inflación se están contrayendo y que si este declive continúa las perspectivas para el consumo se oscurecerán.