Los consumidores tienen más ganas de comprar, así lo demuestra el Índice de Confianza del Consumidor (ICC), que en mayo pasado se ubicó en 84.6 puntos, mostrando un repunte de 8% anual respecto del mismo mes del 2009. Se trata del mayor avance para este indicador desde septiembre del 2006.

Por componente del ICC, destacó el que evalúa las posibilidades en el momento actual por parte de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para comprar muebles, televisores, lavadoras u otros aparatos electrodomésticos, que mostró un incremento anual de 15.3%, al pasar de 55.5 a 64 puntos entre mayo del 2009 y el mismo mes

del 2010.

Este fuerte repunte rompe con 27 meses al hilo de comportamiento negativo a tasa anual de dicho componente.

Según revelaron datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la fácil base de comparación que representó mayo del 2009, en el que se incorporaron las medidas para frenar el brote de influenza y que deterioró las expectativas de los consumidores mexicanos, favoreció el repunte en el ICC de mayo pasado, coinciden analistas consultados.

Confían en el futuro

La percepción de los consumidores sobre la situación económica actual de México respecto de la que prevaleció hace 12 meses, mejoró considerablemente, el indicador que mide este componente presentó un aumento anual de 14.1 por ciento.

Lo que respecta al componente que recoge la apreciación de los consumidores sobre la situación económica del país dentro de 12 meses, con relación a la actual, que en mayo se ubicó en 92.7 puntos.

Dicho nivel es más alto que el de 87.5 puntos alcanzado en el mismo mes del año anterior, lo que significó un incremento anual de 5.9 por ciento.

Información pura

Más relevante es el comportamiento del ICC en términos desestacionalizados, consideró Rafael Camarena, especialista en economía de Santander, toda vez que abril y mayo son dos meses que muestran una mejora en las expectativas de los consumidores.

El ICC en cifras desestacionalizadas presentó un aumento de 2% mensual en mayo, que se hiló al avance de 1.2% de abril.

Con mayor detalle, el componente con el avance más significativo se observó en el que recoge las posibilidades para adquirir muebles, televisores, lavadoras u otros aparatos electrodomésticos, cuyo aumento fue de 8.74% a tasa mensual.

Lo anterior, explicó Camarena, es resultado de mejores expectativas de la economía mexicana y de más empleos.

asaavedra@eleconomista.com.mx

INEGI