El titular de la Secretaría de la Función Pública, Salvador Vega, anunció que el gobierno replanteará el esquema de auditorías que se llevan a cabo en la administración pública para combatir la corrupción.

Ahora, el compromiso será reducir el número de auditorías gubernamentales que cada año ascienden a más de 3,300, pero con una mayor calidad, dijo al fungir como testigo de honor en el lanzamiento del proyecto de certificación de disciplinas, organizado por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos.

Al mismo tiempo, anunció que en los próximos días se emitirán las Bases para la Auditoría Gubernamental , un documento que eliminará más de 20 instrumentos normativos en la materia.

En un solo instrumento de manera sencilla y estratégica se señalarán los fundamentos y procesos de la auditoría gubernamental que practica la Secretaría de la Función Pública , explicó.

El funcionario manifestó que se está transformando la tarea de la auditoría gubernamental para enfocarla en el combate efectivo a la corrupción y al fomento a los resultados en el sector público.

Gobiernos honestos

Salvador Vega insistió en que el objetivo es tener gobiernos honestos con mejores resultados y la auditoría gubernamental es un buen instrumento para realizarlo.

En ese sentido, mencionó los tres casos recientes que salieron como resultado de esta labor en Pemex y Ferrocarriles, así como las 250 denuncias penales que van en el presente sexenio, cifra a la que calificó sin precedente.

La fórmula, explicó, es enfocando la selección de las auditorías y profesionalizando su labor, por lo cual nos será de mucha utilidad lo que se propone la contaduría pública y los ejecutivos de finanzas al certificar sus profesiones.

Recordó que todo lo anterior tiene que ver con la estrategia de desregulación que tenemos y de planificación que ayudará mucho a quienes son profesionales de la auditoría.

Es decir, para quienes practiquen la auditoría gubernamental de manera externa para la Secretaría de la Función Pública o para otras entidades, de tal manera que todo mundo conozca claramente desde los manuales hasta las reglas para hacer las revisiones que tenemos internamente.

Pero remarcó que hay que recordar que las auditorías gubernamentales tienen como fondo ver la legalidad, lo cual implica un proceso de revisión de normas demasiado grande por el número tan importante que hay.

Se refirió a las medidas de simplificación tributaria que se dieron a conocer la semana pasada en donde también estamos trabajando en profundizarlas .

Ello con el fin de que tanto a auditores como a contadores les sea más fácil realizar el trabajo.

[email protected]