JP Morgan y Morgan Stanley advierten que México podría perder el grado de inversión antes del año 2022. La guía de este riesgo que esgrimen en análisis separados, son el cambio en la agenda institucional que tiene el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Ambos concuerdan en que los últimos 18 meses se ha minado el de por sí bajo crecimiento económico de México y se mantiene en un deterioro consistente el ambiente para los negocios.

En una nota, dirigida a sus clientes, el banco de inversión JP Morgan advierte que de acertar con su vaticinio de que México pierda su grado de inversión, se presentará una salida de capitales de 44,300 millones de dólares. Esto, porque hay inversionistas institucionales que solo pueden tener en su cartera títulos que ostentan un grado de inversión, y se verían forzados a liquidarlos.

En el análisis dirigido por el economista en jefe para México de JP Morgan, Gabriel Lozano, se precisa que los títulos más expuestos a la venta forzada son los Mbonos, por una cifra de 31,500 millones de dólares; seguidos por títulos de corporativos en moneda extranjera por con valor de 8,900 millones; y otros 4,000 millones en bonos UMS.

Apenas la semana pasada, según lo descrito en la Minuta 76 de la Reunión Monetaria, un miembro el Banco de México (Banxico) estimó que aún quedan 90,000 millones de dólares de títulos en poder de inversionistas tras la salida de capitales originada en la aversión al riesgo por la pandemia de Covid -19.

Giro de timón, alternativa

Desde Nueva York, ambos bancos de inversión concuerdan que se requiere un giro en el rumbo de las políticas públicas para garantizar un esquema de ingresos sostenible y creciente que fortalezca a las finanzas públicas.

También consideran que se necesita mejorar el clima para hacer negocios garantizando el respeto del estado de derecho y contratos, y subrayan que es urgente el fortalecimiento de la industria petrolera para limitar la exposición de las finanzas públicas a su deterioro.

Para el banco Morgan Stanley, son tres los factores que están generando el mayor riesgo sobre la nota soberana: la contracción de la economía a causa del Covid-19; la limitada respuesta del gobierno para limitarla así como el nacionalismo con que se está gestionando al sector energético.

Observan que colocar en Estados Unidos la expectativa de crecimiento para México es una estrategia de alto riesgo, sobre todo si se asume que a nivel doméstico, la confianza de consumidores e inversionistas se desploma.

Para los estrategas de Morgan Stanley, la cancelación de varios proyectos que estaban en marcha como el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad en Texcoco y  la cervecera de Baja California, evidencian la postura acomodaticia con la que se aplica la ley en México.

Y el colofón ha sido la respuesta de política fiscal a la emergencia sanitaria, pues por un lado mantiene el gobierno su compromiso con la austeridad y por otro destina recursos al desarrollo de los proyectos de retorno incierto, como son las refinerías.

BofA lo advirtió primero

Desde la Gran Manzana, el jefe para México y Canadá en BofA Securities, Carlos Capistrán, señaló al iniciar mayo que todavía el año pasado México tenía sólidas credenciales crediticias porque su calificación estaba 3 y 4 niveles arriba de la frontera del grado de inversión y los especulativos.

Entrevistado por El Economista, citó los factores que ponen en vilo al grado de inversión de México: "el estancamiento del PIB de 2019 debilitó a la economía para recibir los choques del petróleo y el Covid-19. También enfrenta el deterioro de las finanzas públicas tras el uso del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP)”, para conseguir el superávit el año pasado y agregó la caída del precio del petróleo y la limitada respuesta del gobierno para estimular a la economía ante el choque de la emergencia sanitaria.

Los análisis citados se suman a las advertencias de inversionistas encuestados por Bank of America Securities y Credit Suisse que desde el 2019 anticipan que se perderá el grado de inversión en este sexenio.

[email protected]

kg