Islandia inició el lunes en Bruselas conversaciones sobre su demanda de adhesión a la Unión Europea, un proceso que Reykjavik desea sea rápido pero que podía frenarse debido al delicado asunto de la pesca.

Islandia inició los cuatro primeros de los 30 capítulos a negociar con la UE, y ya cerró dos de ellos, se congratuló ante la prensa el jefe de la diplomacia islandesa, Ossur Skarphedinsson, tras una entrevista con su homólogo húngaro, Janos Martonyi, cuyo país preside actualmente la UE.

También participó en el encuentro el Comisario europeo encargado de la ampliación, Stefan Fule.

"Es una día histórico para Islandia", dijo Skarphedinsson, quien añadió que su país espera tratar este mismo año la mitad de los capítulos -- entre ellos los referidos a pesca y agricultura --, y el resto antes del final del primer semestre de 2012.

La pesca sigue siendo uno de los principales obstáculos para la adhesión de Islandia, debido a un contencioso con la Unión en la llamada "guerra de la caballa", un conflicto generado tras la decisión unilateral del país nórdico de aumentar sus cuotas de pesca de este tipo de pescado.

La isla está también en conflicto con la UE sobre el tema de la caza de ballenas.

La industria de la pesca representa una actividad económica vital para esta isla del Atlántico Norte y sus 320,000 habitantes.

RDS