Londres. Los inversionistas globales, nerviosos por la crisis europea y por el lento crecimiento de la economía mundial, huyeron de las acciones en mayo y atesoraron más efectivo que en cualquier momento de la crisis que estalló a inicios del 2010, reveló un sondeo de Reuters.

El sondeo entre 57 firmas de inversión en Estados Unidos, Europa Continental, Gran Bretaña y Japón mostró que el peso agregado del efectivo en las carteras subió 1.5 puntos en mayo respecto de abril a 7.1%, alcanzando un máximo desde que comenzaron a realizarse estos sondeos por primera vez en enero del 2010.

Una caída de casi cuatro puntos porcentuales en las tenencias de acciones, a apenas 48.4%, fue la mayor en la historia del sondeo. Las tenencias agregadas se ubican bajo 50% por tercera vez desde comienzos del 2010.

Aunque la mayoría de los fondos sigue esperando que Grecia permanezca en el euro al menos hasta el 2013, los administradores de fondos sostienen que hay razones para tener miedo frente a una situación que cambia día a día. El resultado de las elecciones del 17 de junio podría inclinar la balanza hacia un lado u otro.

Pese a que la huida de activos de riesgo fue generalizada, la salida de los instrumentos de la zona euro fue más palpable.

Por primera vez en la historia del sondeo, los fondos globales, en términos agregados, ahora tienen más acciones japonesas en sus carteras que de la zona euro. Las tenencias de acciones de la zona euro en los portafolios globales duplicaban con creces a las de Japón hace apenas 20 meses.

Lo único cierto en Europa en este momento es que la incertidumbre tiene un largo camino que recorrer , dijo Lee Robertson, presidente ejecutivo de Investment Quorum.

Las tenencias de los inversionistas globales de acciones de la zona euro cayeron en torno de tres puntos porcentuales, a 12.9 por ciento. Eso no es solamente inferior a 14% de acciones de Japón, sino que también excede muy levemente 12.3% de acciones británicas y poco más de un cuarto de las tenencias en acciones de América del Norte.

Asimismo, se registró un incremento de medio punto a 7% en inversiones alternativas como fondos de inversión o fondos de infraestructura.