Grupo Financiero Banamex tiene claro que, en un entorno de volatilidad global, actualmente México destaca en materia económica respecto de otras naciones emergentes. Sin embargo, considera que los rezagos en seguridad, transparencia, corrupción y Estado de Derecho que prevalecen son una amenaza para los avances económicos.

Existe un desfase muy grande entre los progresos que hemos alcanzado en nuestras instituciones e indicadores en el ámbito económico, y los graves atrasos que persisten en materia de seguridad, transparencia, combate a la corrupción y aplicación del Estado de Derecho , afirmó Ernesto Torres Cantú, director general del grupo.

En un encuentro con medios de comunicación, el también director del banco consideró que, de no atenderse tales rezagos, se corre el riesgo de destruir lo que se ha avanzado en materia económica e impedir que éstos se traduzcan en los niveles de crecimiento, desarrollo y bienestar que todos queremos .

El banquero destacó que tanto el gobierno como el Poder Legislativo han emprendido una serie de iniciativas para fortalecer las instituciones y enfrentar estos retos. Un proceso al que las empresas, las organizaciones de la sociedad civil, los medios y la población en su conjunto debemos permanecer muy atentos y sumar esfuerzos para que se den los avances requeridos en la dirección correcta .

Pese a ello, aseguró que, en el entorno de volatilidad global que se vive hoy día, México está bien pertrechado para aprovechar las oportunidades que se presenten y enfrentar sus retos: Destaca en la economía global por su solidez macroeconómica y sus reformas .

Mencionó que el país sobresale por sus fundamentales macroeconómicos sólidos y una conducción responsable de las finanzas públicas, además de un sistema financiero sano y en expansión; inflación en mínimos históricos pese a la depreciación cambiaria.

A ello se suma que estamos estrechamente vinculados a la economía de Estados Unidos, la de mayor crecimiento y mejores perspectivas en el mundo desarrollado, y tenemos una amplia y diversificada plataforma exportadora .

Además, refirió que se avanza favorablemente en un proceso de transformación estructural con miras a hacer la economía más productiva y competitiva.

Se han llevado a cabo ya dos fases de la Ronda Uno, en las que, a pesar del escenario internacional adverso por el bajo precio del petróleo, tenemos buenos resultados. En la reforma educativa tenemos firmeza y decisión en su aplicación, y en la de telecomunicaciones ya hemos visto cambios en el escenario del sector, así como nuevos programas de inversión .

En ese sentido, dijo que la situación de México se compara muy favorablemente frente a las del resto de América Latina que para el próximo año se estima una contracción económica. Nuestro país, en cambio, estimamos que crecerá 2.8%, una tasa superior incluso a la de Chile, cuyo pronóstico de crecimiento para el 2016 es de 2 por ciento. México es, junto con India, uno de los pocos mercados emergentes relevantes que el año entrante crecerá más que en el 2015 .

Expuso que esta tasa de crecimiento está por debajo de lo que requiere el país para alcanzar los niveles de desarrollo y bienestar necesarios.

Indicó que los principales riesgos y fuentes de incertidumbre provienen del exterior, asociados a la evolución de la economía estadounidense y la volatilidad de los mercados financieros.

Otro (riesgo) más, derivado de la caída del precio del petróleo que puede debilitar las finanzas y la inversión públicas. Por fortuna contamos ahora con una reforma energética que permite la participación de la iniciativa privada nacional y extranjera, lo cual, además de abrir una excelente oportunidad para los empresarios, permite compensar los menores recursos públicos , manifestó.

En este marco, destacó que la banca pasa por uno de los mejores momentos de su historia, toda vez que el crédito aumenta a un ritmo de entre tres y cuatro veces el crecimiento de la economía y las tasas están en mínimos históricos.