El Índice de Precios al Consumidor (IPC), principal indicador de la inflación en China, subió 4.5% en enero, cuatro décimas más que en diciembre, informó hoy la oficina de estadísticas del país.

El reporte indica una progresión de los precios del 1.5% en enero respecto a diciembre, mientras que de noviembre a diciembre sólo lo habían hecho 0.3 por ciento.

El gobierno atribuyó este encarecimiento a las festividades por el Nuevo Año chino, que se celebraron el 23 de enero, y que dispara el consumo.

Además, también se dieron las cifras definitivas de la inflación para 2011, que se situó en 5.4 por ciento.

RDS