La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) trabaja con Western Union para que el envío de remesas se destine al ahorro para el retiro, lo cual, se espera, estaría listo en el segundo semestre del año.

Carlos Ramírez Fuentes, presidente de la Consar, comentó que el proyecto surgió antes (de la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos), no es una respuesta a lo que está pasando con nuestros connacionales en el vecino país .

Es una iniciativa que el órgano regulador de las administradoras de fondos para el retiro (afores) ya consideraba para incentivar este tipo de ahorro entre mexicanos que viven en el exterior, explicó.

El proyecto es darle la puerta a la comunidad migrante para que pueda ahorrar desde Estados Unidos (EU) en su afore y podría ayudar a facilitar el envío de recursos hacia sus familiares. Lo estamos acelerando para que sea una realidad , declaró en conferencia de prensa.

Indicó que por ahora se trabaja sólo con Western Union, que es la remesadora más grande, para lograr que una parte o la totalidad de los envíos que hacen los mexicanos desde Estados Unidos se dirijan a su cuenta de afore. Que de tus 100 (dólares) de remesa, cinco se vayan a tu afore y 95, al destino .

De manera adicional, continuó, se avanza en un proyecto para facilitar que se pueda hacer la remesa directamente a la afore sin una remesadora, pero esto todavía es incipiente.

Agregó que lo anterior forma parte del trabajo de acercamiento con la comunidad migrante que se inició el año pasado, cuando se inauguró el SARTel para EU, que está disponible desde marzo pasado.

Con Trump pisándole los talones

Si bien la Comisión reiteró que el proyecto es algo que ya se venía trabajando con antelación, el anuncio de éste se da a unas horas de que el Departamento de Seguridad Nacional de EU diera a conocer una serie de nuevas normas regulatorias para inmigrantes, firmadas por el presidente Trump.

El anuncio de nuevas medidas para la migración fue explicado a través de dos comunicados: uno detalla cómo se regulará la aplicación de la orden Seguridad fronteriza y mejoras a la aplicación de las leyes migratorias y el otro indica que los extranjeros indocumentados no podrán librarse de la aplicación de la ley, es decir, de la deportación.

El monto de las remesas en el 2016 fue 27,000 millones de dólares, cifra récord que diversos analistas relacionaron con el ascenso de Donald Trump a la Presidencia de EU, quien no sólo ha puesto en marcha medidas contra la inmigración, sino que ha declarado que su país construirá un muro en la frontera con México y que el principal financiamiento de éste serán los recursos que los trabajadores mexicanos envían.