La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que llevó a cabo una reestructuración de su deuda en pesos, en línea con la estrategia de refinanciamiento para optimizar el perfil de vencimientos y asegurar el correcto funcionamiento del mercado de deuda.

La permuta cruzada consistió en dos transacciones. En primer lugar, se llevó a cabo una cancelación de deuda a través de la recompra a tasas de interés de mercado de Bonos M y Udibonos por un valor de 212,103 millones de pesos, con vencimientos entre el 2021 y el 2023.

Luego de ello, se realizó una subasta para colocar valores gubernamentales por 217,275 millones de pesos, con vencimientos entre el 2023 y el 2031. En esta operación, la demanda total ascendió a 231,728 millones de pesos, y estuvo abierta al intercambio cruzado entre instrumentos con tasa fija nominal, tasa fija real y tasa flotante.

“Esta permuta se llevó a cabo sin incurrir en endeudamiento adicional y cumpliendo con los techos de endeudamiento aprobados por el Congreso de la Unión para el ejercicio fiscal del 2021”, indicó la dependencia en un comunicado.

Reducen presión de liquidez

Con esta operación, que se realizó en el mercado de deuda local, se beneficia al gobierno federal ya que se extiende el perfil de vencimientos de la deuda al reducirse las presiones de liquidez por 159,581 millones de pesos entre el 2021 y el 2022, años en donde se vencían los bonos, y con lo que se da flexibilidad a los futuros programas de colocación, consideró la Secretaría de Hacienda.

Hacienda dijo que con esa operación el gobierno reitera su compromiso de utilizar el endeudamiento público de manera responsable.

ana.martinez@eleconomista.mx