El gobierno federal anunció un programa de austeridad en el gasto público que contempla medidas como la reducción de 5% por concepto de sueldos y salarios en niveles medios y superiores para el ejercicio fiscal 2013.

El decreto que establece las medidas para el uso eficiente de los recursos públicos también incluye la eliminación de plazas cuya existencia no tenga justificación a partir de un diagnóstico que deberán realizar las dependencias a más tardar en abril del 2013.

Estas medidas generarán ahorros adicionales que podrán reorientarse a los programas prioritarios para la población , argumenta la administración federal en el decreto publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación.

También se disminuirá el gasto en contratación de personal eventual en áreas que no sean sustantivas para la prestación de los servicios de la dependencia, así como la restricción de profesionales por honorarios.

Esto, después de que durante el sexenio 2006-2012, la Presidencia de la República duplicó las plazas eventuales y casi triplicó el número de personas contratadas por honorarios. De acuerdo con el Informe de Rendición de Cuentas de la Administración Pública Federal 2006-2012 presentado en octubre de este año. Según cifras publicadas por El Economista, la Presidencia contaba con 44 personas que laboraban con una plaza eventual en el 2006 y en junio del 2012 la cifra llegó a 86, mientras que 42 trabajadores fueron contratados por honorarios, número que se disparó a 135 este año.

Las dependencias deberán entregar este diagnóstico a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a más tardar el último día hábil de abril del 2013 (martes 30), en el que deberán detallar su estructura actual, procesos internos, así como su gasto de operación.

Posteriormente, la SHCP deberá hacer una propuesta integral que incluya el reajuste organizacional, simplificación de procesos y eliminación de funciones a más tardar el último día hábil de agosto del próximo año (viernes 30).

El último día hábil de noviembre (viernes 29), los titulares de las dependencias formalizarán el acuerdo y determinarán sus respectivos indicadores de desempeño. También se buscará la contratación consolidada de materiales, suministros, mobiliario, así como contratación de servicios de fotocopiado, telefonía, vigilancia, mensajería, entre otros, a través de licitaciones públicas que permitan tener reducción en costos.

Eficiencia energética

En materia de energía, se reducirá el uso de papel en las oficinas de las entidades públicas a través del uso obligatorio de la Firma Electrónica Avanzada. El diagnóstico de las dependencias deberá incluir una reducción en el consumo de agua y la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía elaborará una propuesta para el uso racional de energía eléctrica en dependencias.

Se fomentarán medidas como captación de agua de lluvia, uso de paneles solares fotovoltaicos, separación y reciclaje de desechos, azoteas verdes, entre otros mecanismos, cuando se demuestre un costo-beneficio.

El monto del ahorro generado se reportará a la Secretaría de Hacienda.

Proponen apretarse ?el cinturón

  • Entre las medidas que propone el gobierno federal entrante para generar ahorros y optimizar el gasto público se encuentran las siguientes:
  • Se reducirá 5% el gasto en sueldo y salarios para niveles medios y superiores.
  • Se eliminará la duplicidad de funciones.
  • Habrá eliminación de plazas de mandos medios y superiores cuya existencia no tenga justificación.
  • Habrá evaluaciones de desempeño para servidores públicos.
  • Se disminuirá el gasto en contratación de personal eventual que no sea sustancial para la prestación de servicios de la dependencia.
  • Restringirán la contratación de personal por honorarios.
  • Se adoptarán medidas para reducir el consumo de agua y racionalizar el uso de papel.