Durante agosto, el gobierno federal pagó 17,409 millones de pesos por los intereses que generó por endeudarse; esto significó 194.7% más respecto de lo que pagó en el mismo mes del 2015, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Este incremento se debió principalmente al aumento de casi 1 billón de pesos en el volumen de su endeudamiento neto, así como a la depreciación de 10% en el tipo de cambio en dicho lapso, lo que ocasionó que el pago que se hace en moneda extranjera se elevara en 225.1% en términos reales y anuales, con lo que el pago pasó de 3,716 millones de pesos a 12,411 millones de pesos.

Esto sólo refleja dos cosas: el costo del endeudamiento en el que ha incurrido el gobierno, que estará causando un efecto en lo que se tiene que pagar por financiamiento, y el efecto que está generando la depreciación del tipo de cambio , expuso José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Destacó que el gasto y deuda improductiva en la que se incurrió en los últimos años, hoy está cobrando una factura en forma de restricciones presupuestarias y fiscales que afectarán el desarrollo económico y social del país.

Indicó que el gobierno federal no sólo debe estar previendo escenarios de volatilidad en lo que queda del año, sino del próximo, cuando empiece la negociación del Brexit, pues dicha volatilidad en los mercados afectará el tipo de cambio y hará que el costo financiero de la deuda sea mayor.

Es posible que el próximo año se gasten más de 500,000 millones de pesos en el pago de interés por deuda; esto representaría el presupuesto de al menos dos secretarías del gobierno, lo que implica perder la oportunidad de destinar estos recursos a sectores más productivos .

Por deuda de organismos y empresas, se paga 365% más

De los organismos y empresas -tales como Pemex, CFE, IMSS e ISSSTE-, del pago total del costo financiero de la deuda, se destinaron 12,154 millones de pesos, que significaron 365% más que en agosto del 2015.

En moneda nacional se destinaron 1,433 millones de pesos, lo cual contrasta con lo que se pagó en agosto del 2015, que fueron 161 millones de pesos. Pero, en lo que se paga con moneda extranjera, se observó un incremento de 365%, respecto de agosto del 2015, pasando de 2,544 millones de pesos a 12,154 millones de pesos.

Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey, comentó que al no haber amortización de capital de deuda interna, lo que hace Hacienda a través del Banxico es renovar los vencimientos.

Seguramente Hacienda pedirá una renegociación de vencimientos y de pago de intereses con el FMI, como se hizo en los años de Salinas de Gortari, donde se utilizaron recursos de los organismos internacionales para pagar la renegociación de deuda .

Durante su comparecencia en la Cámara de Diputados, Vanessa Rubio, subsecretaria de Hacienda, dijo que el costo financiero de México no ha sido el único que se ha elevado a niveles altos, pues si bien el pago de interés representa 3% del Producto Interno Bruto (PIB), el promedio de América Latina es de 4%; incluso hay países como Brasil que sobrepasan el promedio con 7% del PIB.

De la Cruz agregó que el problema es que las empresas públicas del gobierno cada represnetan más una presión, pues su estructura de financiamiento cada vez es mayor a las posibilidades del gobierno federal.

Al final del día, el costo va a incrementarse por la volatilidad del tipo de cambio, pues va a hacer que el servicio en dólares se tenga que pagar en más pesos; esto va restringir las finanzas públicas y, seguro, propiciará mayores ajustes al gasto público .