El banco central de Estados Unidos, la Fed, anunció este miércoles que prolongaba hasta agosto de 2012 sus líneas de intercambio de divisas ("swaps") con cuatro homólogos, el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra, el Banco de Canadá y el Banco Nacional Suizo.

La Fed había concluido en diciembre de 2007 acuerdos por los que se creaban esas líneas, que permiten a los bancos centrales prestarse entre ellos sus diferentes monedas y luchar así contra una penuria de dólares en el extranjero, y que se reactivó en mayo de 2010, recordó el organismo en un comunicado.

RDS