La recuperación económica de Estados Unidos está progresando rápidamente, el mercado laboral está mejorando y es posible que la Reserva Federal comience a retirar su política monetaria ultra expansiva antes de lo que algunos esperan, dijo el jueves el gobernador de la Fed Christopher Waller.

Durante un evento virtual organizado por el centro de estudios American Enterprise Institute Waller declaró “podremos retirar la política monetaria expansiva, potencialmente, antes de lo que algunos creen”.

Waller afirmó que tiene “grandes esperanzas” en relación al informe mensual de empleos que se publicará el viernes y del reporte de agosto que se dará a conocer a inicios del próximo mes.

Reiteró su opinión de que es posible que el mercado laboral de Estados Unidos recupere alrededor de 85% de los empleos perdidos durante la pandemia del Covid-19 para septiembre, después de contabilizar cerca de 2 millones de personas que se jubilaron durante la crisis de salud pública.

A inicios de la semana, Waller comentó que la Fed podría comenzar a reducir su apoyo a la economía en octubre si los próximos dos informes de empleo mensuales muestran que los puestos de trabajo aumentan entre 800,000 y 1 millón, como espera.

Afirmó entonces que la Fed debería “ir temprano y rápido” al reducir sus compras de activos del ritmo actual de 120,000 millones de dólares mensuales para que los funcionarios del banco central puedan estar en condiciones de subir las tasas en el 2022 si es necesario.

Criptomoneda no mejorará al sistema

En este mismo evento virtual, el gobernador de la Reserva Federal declaró que muchos de los desafíos financieros que podría abordar la moneda digital del banco central de Estados Unidos ya están siendo abordados por otras políticas. Además, se mostró escéptico respecto a que la iniciativa mejore el sistema de pagos en la Unión Americana.

En un discurso refutó muchas de las razones proporcionadas por los partidarios de una moneda digital del banco central, o una Central Bank Digital Currency (CBDC), el funcionario de la Fed señaló innovaciones del sector privado y otras políticas que, sostuvo, podrían hacer un mejor trabajo cuando se trata de acelerar los pagos o reducir costos bancarios.

“Sigo siendo escéptico de que una CBDC de la Reserva Federal vaya a resolver cualquier problema importante que enfrente el sistema de pagos de Estados Unidos”, sentenció el estadounidense.