La facturación electrónica es un escalón que todas las empresas deben subir, coincidieron empresarios, especialistas y funcionarios que participaron en el Foro Factura Electrónica organizado por El Economista en Querétaro.

Durante el evento, Norma Treviño, gerente general de Potencia Fluida, compartió que su empresa no dudó en ningún momento en acudir a la migración de plataforma para facturar a sus clientes.

Treviño ilustró así la importancia de la transición: Es algo que necesitas hacer, que tus mismos clientes te están solicitando que hagas. Teníamos que subir este escalón , consideró.

Beatriz Lozano, directora de Administración y Finanzas de Industrias KI de México, comentó que en su empresa se decidieron a cambiar a la facturación electrónica porque era una obligación, pero sobre todo porque vieron muchas ventajas competitivas.

KI, que nació en Estados Unidos y tiene 11 años operando en México, encontró la facilidad de facturar desde cualquiera de los dos países -o desde Asia- y agilizar los procesos de control.

La verdad es que al principio sí, como que no queríamos dejar el sistema de papel, pero conforme lo hemos ido aplicando, la verdad, estamos muy contentos de haber cambiado porque nos ha facilitado muchísimo , dijo Lozano.

También participaron representantes de grandes empresas como Soriana, Comercial Mexicana y Samsung. Éstas aceptaron las facilidades del nuevo sistema de facturación.

La migración del sistema de facturación en papel al esquema electrónico requiere de un cambio fundamentalmente cultural, aseguró Fernando Martínez Coss, administrador central de Servicios Tributarios del SAT.

Y es que para el funcionario, la implementación de estos sistemas refleja la forma en cómo visualizamos las operaciones mercantiles. Esto va más allá de los asuntos tributarios .

Durante el Foro Factura Electrónica realizado en la ciudad de Querétaro por El Economista, Martínez Coss aseguró: México y Brasil somos vanguardia en facturación digital, hoy por hoy somos seguidos por el resto del mundo. Nos voltean a ver y se preguntan cómo es que México le hizo para que sus contribuyentes migraran .

Al cierre del 2010, el organismo registró un total de 122,000 contribuyentes que ya facturaban electrónicamente, al primer trimestre del 2011, el número llegó a 243,000 emisores.

Aunque el proceso ha sido paulatino, las pequeñas y medianas empresas participan de manera relevante ya que del total de emisores de comprobantes electrónicos, 85% son pequeñas y medianas empresas (pymes), detalló el funcionario.

Según datos del Sistema de Administración Tributaria (SAT), dentro del universo de contribuyentes, 5,000 provienen de Querétaro, lo que equivale a una participación de 2.2% del total.

RDS