El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que espera tener más información sobre el coronavirus cuando los países del G20 se reúnan en Arabia Saudita a fines de este mes, en momentos en que hay mucha incertidumbre como para pronosticar su impacto en la economía china y global.

El portavoz del FMI, Gerry Rice, dijo que el prestamista acogió con beneplácito los esfuerzos de China para contener la propagación del virus y mitigar su impacto económico, y que está dispuesto a ayudar a Pekín si es necesario.

“A mediano y largo plazos, confiamos en que la economía de China será resistente”, mencionó Rice en una rueda de prensa.

Mientras tanto, la Comisión Europea indicó este jueves que el nuevo coronavirus representa un “nuevo riesgo” para la economía de la eurozona, pero dejó sin cambios su previsión de crecimiento para el 2020 y el 2021, en 1.2 por ciento.

“El brote del coronavirus Covid-19, con sus implicaciones para la salud pública, la actividad económica y el comercio, sobre todo en China, es un nuevo riesgo a la baja”, reconoció el ejecutivo comunitario.

Sin embargo, “es demasiado pronto para evaluar el alcance de su impacto económico negativo”, precisó el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, al presentar las previsiones de invierno de la comisión.

El Producto Interno Bruto (PIB) de los 19 países del euro en su conjunto crecerá 1.2% en el 2020 y el 2021, sin cambios respecto a la anterior previsión y estable sobre la expansión del 2019, según las proyecciones.

Por países, España lidera el crecimiento entre las principales economías. La comisión revisó 1 décima al alza la expansión del país ibérico en el 2019, el 2020 y el 2021, a 2, 1.6 y 1.5%, respectivamente.

Alemania, primera economía de la zona euro, también registra una progresión en los tres ejercicios, a 0.4% el año pasado, y 1.1% tanto para el 2020 como para el siguiente año.

La expansión en Francia registraría peores resultados que en noviembre con 1.2% durante el 2019 y 1.1% este año, mientras que para el 2021 Bruselas prevé un crecimiento sin cambios, en 1.2 por ciento.

“Pese a un entorno difícil, la economía europea mantiene una trayectoria constante, con una creación de empleo y un crecimiento salarial continuos”, dijo el vicepresidente de la comisión, Valdis Dombrovskis.

Sin embargo, también advirtió de los “posibles riesgos”, como “un panorama geopolítico más volátil unido a las incertidumbres comerciales” y pidió realizar reformas que impulsen la expansión.

Mayor coordinación

El nuevo coronavirus ha provocado la muerte de cerca de 1,500 personas en China, donde se han contagiado cerca de 60,000 personas. En la Unión Europea, se registraron 35 casos de contagio.

Los ministros europeos de salud abogaron este jueves en la Comisión Europea por una mayor coordinación entre países del bloque y alertaron de posibles problemas de abastecimiento de medicamentos.

Bruselas se preocupa por una perturbación de “la cadena de valor mundial” en caso de mayor propagación. Alemania estaría, en este sentido, “especialmente expuesta” a un impacto prolongado en el comercio exterior.

Además de este problema generado por el virus, la “alta incertidumbre” sobre la política comercial del Estados Unidos de Donald Trump sigue siendo un riesgo, pese al acuerdo entre Washington y Pekín.

A nivel internacional, Bruselas también apunta al “descontento social en América Latina”, que “podría hacer descarrilar la recuperación económica de la región” y a las tensiones en Oriente Medio.