El mercado respira aliviado. La prima de riesgo baja y pone tierra de por medio con los 550 puntos en los que llegó a colocarse la semana pasada cuando marcó máximos históricos. La rentabilidad del bono a 10 años llegó a alcanzar 6.6%, niveles de noviembre cuando dimitió Silvio Berlusconi. Sin embargo, desde el viernes, el diferencial del bono español y el alemán a 10 años se ha moderado más de 13% (54 puntos base) y sigue cayendo.

¿Esta relajación de la prima de riesgo se quedará en flor de un día? La posibilidad de un acuerdo inminente para prestar asistencia a la banca española, tras la mayor flexibilidad mostrada en sus posturas por Berlín y el Banco Central Europeo (BCE), ha provocado un brusco alivio del diferencial de la deuda española en las últimas sesiones.

A esta euforia se ha unido el resultado de la colocación que ha realizado el Tesoro español y en la que estaban puestas todas las miradas. Finalmente, se han colocado bonos a dos, cuatro y 10 años por 2,070 millones de euros, por encima del máximo previsto. Aunque las tasas a las que se ha vendido se han acercado a precio de mercado, al final se han quedado por debajo de estos niveles con una demanda elevada.

La de hoy era una subasta sumamente relevante como para permitirse que los números salieran mal , explica Javier Barrio, analista de BPI en España. El resultado de la subasta está lanzando un mensaje de confianza al mercado, ya que, hasta ahora, estaba cubierto 60% de las necesidades de financiamiento para todo el ejercicio.

Entre los factores que han permitido a España cerrar su emisión con una aceptable subida de la rentabilidad figura, en primer lugar, según aclaran los analistas de Saxo Bank, el hecho de que Alemania parece estar dispuesta a ceder a las exigencias de aceptar un rescate de la banca sin pasar por el Estado, informa Efe.

En concreto, está en proceso un acuerdo que permitiría a España recapitalizar la banca con ayuda de Europa. La certeza de que España logrará el acuerdo europeo para sanear su sector financiero tuvo un efecto inmediato en el mercado, según explica Javier Barrio.

Los expertos recuerdan que la incertidumbre que rodea al sector financiero supone una parte importante de la prima de riesgo. El hecho de que la solución al problema del sector llegue vía ayudas o inyecciones de capital en las entidades que tengan problemas es valorado positivamente por Javier Barrio, de BPI. El analista cree que el hecho de que no se vaya a poner en marcha un rescate al uso, hará que la prima de riesgo baje aunque no sea de forma brutal .

Los analistas no se atreven a hacer estimaciones a corto plazo para el riesgo país de España, sí manejan previsiones para el ejercicio.

En Cortal Consoros, ven la prima de riesgo en 400 puntos base para este año y en entre 300 y 350 puntos para el año que viene. La experta especificó que este cálculo está realizado con base en las cuentas públicas españolas y las alemanas.

Miguel Paz, director de Gestión de Unicorp Patrimonio (grupo Unicaja), considera que no todo el trabajo está hecho. Una vez solucionado el problema de la banca, que parece que lo veremos antes de que acabe este mes, se necesitan medidas que produzcan una fuerte caída de nuestra prima de riesgo para confiar en que definitivamente hemos visto lo peor, en nuestro mercado en particular y en los mercados de riesgo en general , matiza.

En alianza informativa con CincoDías.com