México tendría que duplicar su recaudación tributaria para que la agencia Moody’s considere la posibilidad de elevar su calificación crediticia, afirmó Alberto Jones Tamayo, director de la firma en el país.

No obstante la saludable gestión de las finanzas públicas y la estabilidad con que ha mantenido las arcas nacionales, la baja generación de ingresos tributarios tiene atada la calificación crediticia del país en el escalón Baa1 desde hace seis años, precisó.

La condición de México es estable en su nivel de riesgo y la razón es que los fundamentos del riesgo de crédito de la deuda del gobierno mexicano no han cambiado. Ha habido mejoras en la recaudación, pero son muy marginales.

Para que nos pareciéramos a los países calificados al mismo nivel que México tendríamos que recaudar el doble o más , puntualizó.

México tiene la calificación Baa1 en la escala de Moody’s desde el 6 de enero del 2005, que corresponde una seguridad financiera adecuada, pero faltan elementos de protección crediticia .

Al término de su participación en el Foro La Deuda de los Estados, Jones Tamayo descartó que las acciones de calificación que pudieran aplicarse al soberano de EU afectarán en un momento dado a México.

Recordó que EU sigue siendo la primera economía del mundo y la advertencia de Moody’s tiene que ver con la polarización política que está presionando la urgencia de elevar el techo de endeudamiento de aquel país.

[email protected]