Si bien el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) creció, en términos anuales, 1.3% en octubre del 2013 y revirtió la tendencia a la baja que mostraba la economía mexicana, todavía los niveles de crecimiento son magros respecto de lo obtenido entre el 2010 ?y el 2012, cuando la tasa anual más baja fue de 1.8%, mientras la más alta, de 6.4%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Al comparar las variaciones anuales de octubre de los últimos cuatro años, la cifra del 2013 es la de menor ritmo. En el 2010 se registró un incremento de 4.4%; en el 2011, de 4.3%, y para el 2012, se presentó una tasa anual de 3.7 por ciento.

Por periodos de enero a octubre, la actividad económica ascendió a una tasa promedio anual de 1.2%, en el 2013; de 4.1%, en el 2012; 4.0%, en el 2011, y 5.2%, para el 2010.

Eduardo González, coordinador de Estudios Económicos de Grupo Financiero Banamex, destacó que la economía mexicana presentó una reactivación lenta, principalmente por la desaceleración a mediados del año pasado en el comercio mundial y en la demanda doméstica.

A su vez, indicó, los ajustes en las expectativas de crecimiento generaron cautela y postergaron decisiones de consumo e inversión.

Al interior del IGAE, el sector primario fue el que exhibió el mayor aumento anual, con una variación de 11.4%, por el incremento en agricultura; sin embargo, el peso que tiene en la actividad económica del país es de apenas 3.2 por ciento.

En cuanto a la actividad industrial, ésta creció anualmente, después de dos caídas consecutivas, 0.1% durante octubre del 2013. Cabe destacar que la minería se recuperó de un periodo marcado por ocho desplomes sucesivos que comenzaron en febrero del año pasado, al crecer 0.5 por ciento.

Infografia

[email protected]