El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, confirmó que en esta semana la Comisión de Cambios informará si continúa o incrementa el mecanismo de subastas gubernamentales para frenar la depreciación cambiaria.

Las subastas que hace el Banco de México tienen por objeto suavizar los movimientos cambiarios y darle liquidez al mercado en momentos álgidos; no tienen por objeto defender un nivel específico del tipo de cambio , argumentó.

Durante la firma del Convenio General de Colaboración entre el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) y el Banxico, argumentó que en las últimas semanas el tipo de cambio ha venido respondiendo a choques externos, derivado de la caída abrupta en el precio del petróleo, que se refleja en una mayor volatilidad cambiaria.

En lo que va del año, el peso mexicano perdió 7.1% de su valor frente al dólar, en el último año la cifra es de 21%, por lo que la Comisión de Cambios subasta diariamente 200 millones de dólares ante la volatilidad que se vive en los mercados internacionales.

Ante dicho escenario, analistas confían en que esta semana (antes del 29 de enero) la Comisión de Cambios, integrada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Banco de México, dé a conocer los ajustes necesarios para hacerle frente a dicho fenómeno.

Por otra parte, Agustín Carstens aseveró que se están tomando las medidas necesarias para que la economía nacional mantenga fundamentos macroeconómicos sanos y con ello, enfrentar la volatilidad internacional.

El entorno externo no lo controlamos, pero estamos comprometidos en hacer el mejor uso posible de los instrumentos con los que contamos, para que todos los fenómenos tengan una repercusión menos perjudicial para la economía mexicana , comentó el banquero central.

Refirió que, actualmente, la economía nacional se enfrenta a un mundo con aguas picadas , ocasionado por la caída en el precio de las materias primas (el petróleo), la volatilidad en China y la incertidumbre de lo que sucederá con la política monetaria en Estados Unidos.

Factores que en su opinión hacen que el Banxico se mueva un poco, pero México cuenta con una economía con fundamentos macroeconómicos sanos, estamos trabajando en ello , insistió.

Inflación, en línea; pero ?se tendrá que analizar

En materia de inflación, Carstens comentó que las perspectivas del Banco están en línea con lo previsto, pero se revisará conforme a la evolución del mercado; cualquier cambio se dará a conocer en el próximo informe de inflación que difunde el Banxico.

Vale recordar que, en días pasados, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que en la primera quincena de enero, la tasa de inflación anual es de 2.48%, por lo que se mantiene en niveles históricamente bajos.

[email protected]