China y Cuba firmaron hoy una serie de ocho acuerdos y memorandos económicos por los cuales Pekín ofrece asistencia financiera a La Habana, en el marco de la visita del presidente Raúl Castro al país asiático.

Luego de ser recibido con honores militares en la Plaza de Tiananmen por el presidente chino, Hu Jintao, Castro asistió a la firma de los acuerdos, entre los que destaca un pacto aduanero y la apertura de una línea de crédito sin intereses por parte del China Development Bank, uno de los dos bancos de desarrollo chinos.

Aunque apenas han trascendido detalles sobre el monto, las autoridades cubanas indicaron que al menos una parte del préstamo será utilizado para modernizar las instalaciones sanitarias del país.

Castro y Hu reflejaron en sus discursos el buen entendimiento entre los dos Partidos Comunistas, que gobiernan en Cuba y China, además abogaron por reforzar la cooperación en el futuro.

Se trata de la tercera visita de Raúl Castro a China, las mismas que Hu Jintao a la isla, pero esta es la primera como jefe de Estado cubano, recordó el propio líder.

Castro llegó la víspera a Pekín en una visita casi sorpresa que fue anunciada cuando el mandatario ya había partido de La Habana.

Además de reunirse con Hu Jintao, Castro se entrevistó este jueves con el presidente de la Asamblea Nacional Popular, Wu Bangguo, y mañana se reunirá con el que probablemente sea el próximo líder chino, el actual vicepresidente Xi Jinping.

Asimismo, sostendrá un encuentro con el primer ministro, Wen Jiabao, antes de finalizar el sábado su visita oficial y viajar a Vietnam.

China, con un nivel de intercambio comercial de 1,800 millones de dólares, y Vietnam, cuyo comercio con la isla llega a 270 millones de dólares, son junto a Venezuela los principales aliados y socios económicos de La Habana, según datos oficiales cubanos.

RDS