Las nuevas reglas de importación de vehículos usados traerán consigo un proceso más óptimo en las líneas fronterizas del país, consideró la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana (CAAAREM).

La Administración General de Adunas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) implementará a partir del próximo 2 de mayo nuevas reglas para evitar que entren al país autos robados, chatarra o contaminantes; medida que busca garantizar una correcta recaudación y que el uso de estos vehículos sea el correcto.

Las reglas, que también buscan automatizar las operaciones de vehículos usados en la frontera, pueden verse dentro del Proyecto Aduana Siglo XXI.

Se incluyen las obligaciones de las empresas comercializadoras de autos. entre las que destaca la formulación de un informe más robusto del que ya proporcionaban, el cual incluirá a detalle las condiciones de los autos que ingresarán al país.

También contiene nuevas responsabilidades para los agentes aduanales, quienes ya deberán confirmar la información contenida en los documentos de los vehículos, así como verificar y confirmar la información de las facturas de los proveedores en el extranjero.

De acuerdo con el SAT, lo anterior permitirá cerrar el cerco de responsabilidad y sanciones al proveedor registrado, el prevalidador y el agente aduanal.

La CAAAREM destacó que con las nuevas reglas se busca que mediante el seguimiento en tiempo real y la generación de bases de datos para el análisis de riesgo, se agilice la verificación y se garanticen en la franja fronteriza la seguridad jurídica de los importadores, los compradores finales y los paisanos.

Añadió que lo que se pretende verificar con el uso de la tecnología es: la validez del título de propiedad (revisión y análisis de 14 campos del título, se compara tecnológicamente con las bases de datos de Estados Unidos), revisar el historial vehicular (comprobar que no sea un auto robado, siniestrado, etcétera), el estado físico y mecánico del vehículo.

Asimismo se revisará la emisión de contaminantes (que cumpla con las Normas de Control de Emisión de Contaminantes) y la proyección del valor del vehículo (tomar en cuenta su estado, condiciones mecánicas y características únicas).

Esto favorecerá la sana competencia con la industria nacional y el cabal cumplimiento de la normatividad , consideró la confederación.

José Antonio Vidales, presidente de la CAAAREM, dijo que la implementación de las nuevas reglas dará trazabilidad a las importaciones mediante la validación de la información del vehículo, incluso antes de que ingrese al país, todo mediante un sistema en línea de fácil acceso y códigos QR.

Ahora se detallará con mayor certeza el historial de los vehículos a importar, podremos conocer a detalle las condiciones físico-mecánicas de los automóviles, si cumplen cabalmente con la norma ambiental o si tienen algún problema con el título de propiedad, etcétera; el uso de la tecnología reforzará los controles y a la vez hará más sencilla la importación segura de los vehículos usados , comentó

Finalizó que, una vez aprobados todos estos puntos, se podrá llevar a cabo la importación segura de un vehículo usado mediante una firma electrónica del título; esto dará certeza de que se cumple con toda la normatividad vigente y está en buenas condiciones para llegar al mercado mexicano.

Así, todos los participantes tendrán certidumbre sobre este proceso , concluyó.

Se verificará:

  • La validez del título de propiedad.
  • El historial vehicular.
  • El estado físico y mecánico del vehículo.
  • La emisión de contaminantes.
  • La proyección del valor del auto.

claudia.cordova@eleconomista.mx