Washington.- La cantidad de estadounidenses que realizaron nuevas solicitudes de beneficios por desempleo cayó la semana pasada, lo que apunta a una mejora sostenida en las condiciones del mercado laboral, a pesar de dos meses consecutivos de escaso nivel de contrataciones.

Los nuevos pedidos de subsidio estatal por desocupación cayeron en 3,000, a una cifra desestacionalizada de 336,000, dijo el jueves el Departamento de Trabajo. Las solicitudes de la semana anterior se mantuvieron sin cambios.

Economistas consultados por Reuters habían pronosticado que las nuevas solicitudes de subsidios por desempleo caerían a 335,000 en la semana finalizada el 15 de febrero.

mac