Los bancos centrales de las economías líderes, se preparan para estabilizar a los mercados y tratar de adelantarse a una fuerte contracción de crédito si los resultados de las elecciones en Grecia de este domingo lanzan tensiones a los mercados.

Las elecciones en Grecia "no serán una señal definitiva sobre lo que sucederá después" en la crisis de la zona euro, afirmó un dirigente del G-20.

Pero por otro lado los banqueros centrales tratan de generar una acción regularizada para inyectar liquidez explico la fuente.

Esa eventualidad podría suponer un telón de fondo dramático para la cumbre del G-20 que se celebrará el lunes y el martes en Los Cabos, México, en la que la crisis europea será el centro de los debates.

EUROPA LEJOS, EU CERCA

Para Bank Of America (BofA), América Latina tendría una desaceleración de 2% en caso de que Grecia salga de la zona euro, provocando que Europa se contraiga 1.5% en el 2012 y uno de los principales canales de contagio es el financiero, y si el choque europeo aumenta podría llevar a América Latina al borde de una recesión.

Carlos Capistrán, economista en jefe de BofA para México, afirma que en el caso de un escenario malo o muy malo para Europa, México estaría a la expectativa del impacto que podría tener algún contagio por parte de Estados Unidos.

México tiene una exposición comercial con Europa muy pequeña solo, 5.4% de las exportaciones en el 2011, pero en el caso de un mal escenario donde el crecimiento de Estados Unidos se desacelere a 1.0% en los próximos cuatro meses BofA prevé que el crecimiento de México se moderaría a 2.5 por ciento. Y con esto la entidad no consiente que Banxico flexibilice su política monetaria, ya que Estados Unidos continuaría con su rehabilitación, por que un peso más débil continuaría amortiguando el efecto de la inactiva demanda externa.

Por lo tanto, BofA cree que tanto Banxico como la SHCP serán cautelosos y esperaran a ver como evoluciona el país ante la crisis antes de modificar la política monetaria o fiscal.

Y si las tensiones financieras internacionales llevaran a Estados Unidos a una recesión, México sería arrastrado, sin embargo, el blindaje de México contra la volatilidad financiera podría prevenir que se ampliara el contagio externo, y México podría crecer en cuanto el choque externo se desvanezca tal como lo hizo en 2010.

klm