El banco estatal de desarrollo brasileño BNDES pagará 4,800 millones de reales (1,220 millones de dólares) en dividendos al Tesoro del país, apoyando los esfuerzos del Gobierno para equilibrar sus cuentas del 2015, reportó un medio local.

El diario Estado de S.Paulo, citando fuentes con conocimiento de la decisión, dijo que el directorio del banco aprobó el pago el miércoles, luego de que fue fuertemente presionado por el equipo económico del Gobierno.

El banco no ha pagado dividendos al Tesoro, su único accionista, desde septiembre del 2014.

NOTICIA: Brasil y BNDES negocian pago de deuda por 6,800 mdd

El pago del 2015 fue aprobado luego de que el Gobierno entregó 15,100 millones de reales de su deuda con BNDES desde el 2014, dijo el medio.

La deuda provocó acusaciones de que el Gobierno de la presidenta, Dilma Rousseff, estaba usando trucos contables que violaron las leyes presupuestarias y le permitieron gastar más para impulsar la economía durante la campaña por su reelección el año pasado. La manipulación de las cuentas es el foco de una ofensiva de la oposición para realizar un juicio político contra Rousseff.

Representantes de BNDES no tuvieron disponibilidad inmediata para dar declaraciones sobre el reporte.

NOTICIA: BNDES cierra el 2014 con ganancias, a pesar de Petrobras

Desde el 2008, BNDES ha pagado al Tesoro 53,000 millones de reales en dividendos, que se han convertido en una importante fuente de ingresos extraordinarios para ayudar al Gobierno a cumplir con sus metas fiscales.

El Gobierno de Rousseff obtuvo aprobación del Congreso para cerrar el 2015 con un déficit de hasta 119,800 millones de reales, su segundo año en rojo.

NOTICIA: Congreso de Brasil aprueba reducción de meta fiscal para 2016

abr