A partir del próximo martes 1 de marzo, arrancará el programa de devolución rápida del Impuesto al Valor Agregado (IVA), periodo de entrega que reducirá de 180 a tan sólo cinco días, para las micro, pequeñas y medianas empresas, con saldos inferiores a 1 millón de pesos, acción que permitirá a la empresa contar con liquidez, informó Manuel Herrera, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Al reunirse en privado con las autoridades del Servicio de Administración Tributaria (SAT), el industrial mencionó que dicha medida beneficiará a 30% de los solicitantes.

La acción de simplificación tributaria permitirá que ya no tome entre 23 y 180 días resolver los casos de devolución del IVA, lo que optimiza radicalmente los tiempos de entrega y agiliza el flujo de efectivo de los principales generadores de empleo.

Los administradores del SAT dieron a conocer que la medida será válida en aquellas empresas que cumplan con un orden administrativo, utilicen adecuadamente la factura electrónica, den a conocer en tiempo y en forma su contabilidad y cuiden su cadena de proveeduría, accedan a la devolución del IVA en cinco días hábiles.

Añadieron que el SAT utilizará un modelo que comparará el saldo a favor declarado con un modelo estadístico que predice devoluciones, además de que evalúa la congruencia entre las fuentes de información y verifica que el contribuyente no esté vinculado con algún padrón de riesgo.

Otro de los avances, informó Humberto Portilla, presidente de la Comisión Fiscal de la Concamin, es que a partir de la primera semana de abril, casi 1 millón de contribuyentes que tengan ingresos por salarios, podrán acceder a través del portal del SAT a una propuesta de su declaración anual que incluirá cuatro conceptos: ingresos acumulables, deducciones personales, impuestos retenidos por el empleador y saldo a favor del ejercicio.

Estos conceptos podrán modificarse online para llegar más rápidamente a la declaración anual deseada, acotó.

Manuel Herrera aseguró que continuarán trabajando de la mano del SAT para que cada vez sean más los beneficiados y las simplificaciones fiscales para todos aquellos que le apuestan a la formalidad.